Volver atrás no es retroceder

oct 8th, 2012 | By | Category: Nacional

El “libro” de la Naturaleza nos enseña “todo” y en ella, el felino, es el más, o de los más inteligentes mamíferos que hay; tan es así que incluso el que se denomina “gato doméstico”, no ha sido domesticado y sigue manteniendo su naturaleza independiente. Estos animales no hacen un esfuerzo gratuito nunca, incluso cuando tienen que huir se detienen, se concentran y arquean el cuerpo para luego saltar hacia donde más les conviene… también para avanzar más, arquean el cuerpo para lograr un mayor salto; “el guepardo es el mamífero más veloz que existe… y es otro gato”.

En lo que a mí respecta, alguna vez que otra suelo “volver atrás rememorando hechos”; también y con la facilidad que da el archivo del ordenador, veo algunas cosas que escribí hace tiempo, para ver en qué me extralimité, metí la pata o cosa peor. Generalmente encuentro lo contrario, como por ejemplo lo que hoy copio y que fue escrito hace ya casi diez años  y curiosamente “el día de los inocentes” (28-12-2003) y el que titulado, “Objetivo: La paz mundial y el terremoto en Irán”, fue ámpliamente difundido y tuvo sus debates en algunos foros de la red, en el decía cosas así.

“Surge un debate sobre el tema de la paz mundial y tras un largo entrar y salir: yo opino cuanto sigue. Una de las formas de llegar a esa hipotética paz, sería que hubiera ya bases internacionales en lugares estratégicos, bien dotadas de pertrechos cómo para auxiliar de inmediato una catástrofe, como la ocurrida en este terremoto de Irán… inundaciones que pueden producirse, grandes incendios como los de California, Australia; hambres endémicas y todas esas cosas, de las que se acuerdan los que nos gobiernan… cuando Santa Bárbara truena… ese inicio de bases internacionales sería un buen principio de intenciones de paz y ayuda inmediata. Lo que hay es que saber planificar ello.

Y he dicho bases, pues serían bases militarizadas pero formadas por ejércitos de paz, donde las armas serían, todos los elementos necesarios para esa asistencia inmediata y que llegase en no más de una hora al lugar de la catástrofe; por tanto hablo desde aviones de gran capacidad, hasta de perros amaestrados y desde agua embotellada y potabilizadoras, hasta bancos de sangre para transfusiones… y desde un plato de sopa caliente a una manta para abrigo, etc. y todo ello permanentemente en espera del uso inmediato. Para ese ejército estoy seguro que sobrarían siempre voluntarios.

Hoy hay medios, simplemente limitando presupuestos en armas para destruir, programas para ir a Marte o la Luna (¿qué se nos ha perdido a los seres humanos de esta Tierra allí?); y sabiendo administrar bien los presupuestos generales de cada Estado, sobrarían recursos para mantener esas bases de que hablo y que estarían al servicio de todos y controladas por un organismo internacional,  y que sería creado para exclusivamente este fin. ¿Para qué tantas miles y miles de ONGs? En España pasan ya de ONCE MIL (11.000) en el mundo habrá “ni se sabe”, que al trabajar cada una por un lado y en competencia, pues no surten el efecto como si  todo estuviese coordinado y bien controlado; e igualmente situado en los lugares que ya por lo que viene ocurriendo, casi siempre ocurre en áreas determinadas. Y con los medios que hoy tiene el planeta… “el mundo es muy pequeño y se llega a cualquier punto en muy poco tiempo”, pero hay que llegar organizados y de inmediato. Lo que hay es que trabajar con inteligencia y sabiendo utilizar y situar todos los medios que hoy posee la humanidad.

Podemos presumir de una civilización que tiene lo que nunca tuvieron todas las demás conocidas, sólo falta la dignidad para saberla administrar en bien de todos y ello recae en los gobernantes actuales de este pobre planeta, que sin embargo, lo están destruyendo entre unos y otros, aparte de las propias fuerzas telúricas a que ya me he referido y que obran por cuenta propia e inesperada”.

A este texto, un sacerdote católico responde y dice cuanto sigue: “Bien, pero, conseguir este milagro consiste en querer mover una montaña enorme. Nos falta primero disponer del grano de mostaza de la  Fe, pues sin ella la enorme montaña no se moverá de sitio. Como en todos los proyectos humanos, sin la “fe” no se llega a ninguna meta, y de esto saben mucho los deportistas y los empresarios. En el caso de mover la enorme montaña de cambiar las armas por asistencia humanitaria, se requieren unos políticos adecuados y lo más importante la enorme plebe votante, que tenga el grano de mostaza de la Fe, y que no sea “fe” en minúsculas, sino Fe en la Divinidad. Al fin y al cabo, los políticos acceden a las exigencias de la mayoría, y lo vemos como en el ejemplo de matrimonios homosexuales y otras herbáceas. El hueso más duro de roer es el pueblo. Nos faltan auténticos líderes para hipnotizar, convencer, sugestionar, instruir…, a este Pueblo Votante. Reduciendo al máximo, podemos afirmar que, la solución viene por los líderes”.

Y al que le respondí… “Es claro que sin fe y sin esperanza no se hace nada… por ello mi fe existe en cuanto que me manifiesto… mi fuerza es insignificante, pero las ideas no se pierden nunca si son positivas y yo las difundo dentro de mis posibilidades y ahí queda cumplido mi trabajo… esos mensajes que aquí público, aparecen en 14 foros más y llegan a cientos de periódicos de habla hispana (suponiendo que el e-mail circule libremente) de toda América, España y algunos otros puntos de Europa, amén de otros destinos individuales “muy escogidos” (en los que entran Presidentes (en plural) de Gobierno, en activo)… en fin, hago lo que la propia Creación hace con las semillas (mejor dicho esporas) de algunas de sus “coníferas” (parecido ocurre con los corales en el mar)… que las hace tan livianas pero tan resistentes, que flotan en la atmósfera por tan largo tiempo que les da tiempo a dar la vuelta al mundo y en esos largos viajes, las esporas macho encuentran a las esporas hembra y se produce “el fruto” en el árbol… para que surja la semilla y aquellos árboles no se extingan y se propaguen… desde que supe ello, aprendí el concepto de tiempo, espacio y eternidad… o sea y más concreto, “tú haz lo que puedas y de acuerdo con tu alma, tratando de no hacer daño a nadie ni a nada”… lo demás ya no es cuenta tuya, si las ideas que recoges son buenas, pues difúndelas y punto… no te preocupes de otra cosa, aquí estamos de paso y el mejor trabajo es sembrar buena semilla… “sea la que sea”: Saludos cordiales y feliz 2004”.

De acuerdo que todo ello sigue siendo utopía, pero esta es la base de que muchas utopías dejasen de serlo, puesto que de no ser así… “aún estaríamos en la sabana o en las cavernas… y puede que ni hubiésemos bajado de los árboles”.

Y como hoy hablo de utopía, aquí tienen una definición de la misma y “algo más”: para qué sirve la utopía: http://www.youtube.com/watch?v=m-pgHlB8QdQ  siete minutos muy interesante para pensar y reflexionar.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Tags: ,

Dejar Comentario