Salarios de obreros, siervos o esclavos

oct 8th, 2013 | By | Category: Economia

Salario ObreroAún cuando he leído en algún libro el que… “los esclavos en Roma vivían mucho mejor que muchos de los asalariados de hoy”; pero como rebelde convencido y que nunca firmó una nómina, me aplico a mi máxima más contundente“Mi hambre es mía y en ella mando yo”; bajo “esta palanca” y trabajando por libre y por cuenta ajena, logré mi bienestar material y mi desarrollo intelectual; por tanto ni me quejé nunca ni aún hoy ya viejo… “me quejo de la vida”; sí y mucho de los que dicen gobernarnos que ni supieron ni saben “una papa” y por ello, han creado los horribles “callejones sin salida que hoy padecemos”.

Como el ser humano no ha llegado a un desarrollo “excelso” y donde las clase sociales no fuesen “lo que tenemos hasta ahora”, es necesario la competitividad y el esfuerzo por destacarse unos de otros; creando empresas y por tanto gente que las dirija y mucha más gente que trabaje a la orden de los promotores de las mismas, que en puridad de verdadero empresario, son siempre los que más trabajan en la empresa, e incluso… “se la llevan a la cama para dormir con ella o que la misma ni los deje dormir”; por tanto hay que valorar como merece al verdadero empresario creador de riqueza y bienestar para el conjunto.

El problema viene cuando se intenta “repartir la riqueza” y aparte del empresario, intervienen los gobiernos, los sindicatos y además (ahora) “los capullos” del exterior, que internacionalmente, lograron conformar organismos que como antiguamente los pontífices religiosos… “dictaban normas y no permitían ni que dios las discutiese”.

La última de estas ha sido el “pontificar” para que los salarios en España, deben ser rebajados un diez por ciento. Esto lo pontifican individuos (me niego hasta el decir sus nombres, no merecen nada más que el desprecio total) que por los motivos que sean (seguro que muchos no muy claros y menos justificados) llegaron a esos privilegiados “tronos”, desde donde ellos mismos se asignan pagas anuales de bochorno por lo vergonzoso de las mismas… “se cumple así aquella máxima crítica religiosa que afirma el que… una cosa es predicar y otra repartir el trigo”.

La economía para que sea próspera, tiene que producir bienes razonables para que el empresario obtenga beneficios para mantener e incluso ampliar su empresa; y ello ha de realizarlo con desahogo para tras pagar impuestos y salarios, le queden recursos suficientes, como para afrontar sin endeudarse, épocas malas.

El obrero y cumpliendo bien con su trabajo; por el mismo ha de obtener un pago razonable, para con ello vivir razonablemente bien él y su familia, permitiéndole incluso ahorrar algo de ello, para un porvenir y sus necesidades no previstas; puesto que ello además, es muy bueno para el ahorro nacional que se obtiene y acumula, el que bien empleado sirve enormemente para que el progreso siga. Lo que el asalariado ha de hacer siempre, es “no desmadrarse” y no pretender vivir “con derroches absurdos” y que inevitablemente le llevarán a su propia ruina, cosa ésta que ha llegado a muchos, por cuanto los insensatos… “cavaron su propia sepultura”. No quiere decir (esto último) el que no consuma, puesto que el consumo es necesario precisamente para que la industria que produce, pueda vender sus fabricados.

Por otra parte “éstos nuevos profetas económicos”, que son de “la Europa fría”; se olvidan de que fue Alemania; “la arrasada Alemania tras la segunda Guerra Mundial”; la que sobre la base de altos salarios para el que trabajaba, pudo irse recuperando y llegar “a las alturas en que hoy han llegado y desde las cuales no se acuerdan ya de nada ni de nadie”.

Y precisamente fueron “destacados de aquellos alemanes a que me refiero”; los que vinieron a España a decirle a Franco, lo que tenía que hacer… “y de alguna manera, Franco y sus ministros (“del Opus Dei por cierto”) le hicieron caso… y en la historia de España está, el enorme desarrollo en los últimos lustros del Franquismo y donde y como muestra nunca igualada… “un asalariado trabajando y su esposa ahorrando lo que podía en el hogar; no sólo pudieron educar bien a sus hijos, sino que consiguieron con cierta comodidad el adquirir una vivienda propia y muchas cosas más… cosa hoy que ni en sueños logran… las nuevas y progresistas parejas, que casadas o no y trabajando ambos… se metieron en compras que han terminado en desahucios más que humillantes”.

Ver en la dirección que les dejo, algo muy interesante y que ratifica cuanto hoy sintetizo: http://www.vozpopuli.com/actualidad/29713-el-milagro-aleman-de-los-anos-60-sueldos-altos-para-los-trabajadores

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos: Sin Trabajo +45  Esclavos  Empleo Futuro?

Otras recomendaciones:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario