No es la tumba… “es la catacumba”

mar 19th, 2013 | By | Category: Nacional

CatacumbasLas catacumbas fueron los subterráneos secretos, donde los primeros cristianos de Roma, “enterraban a sus muertos e igualmente enterraban sus reuniones, ceremonias y actividades religiosas o sociales”; hoy como testigo, queda “una Roma horadada y cuya total extensión se desconoce por la enormidad de la misma; es el testigo de aquella otra Roma subterránea que existió durante siglos”. Hoy cuando escribo me acuerdo de todo ello, puesto que de alguna forma, a los españoles, social y económicamente, nos han sumergido en una inmensa catacumba y de la que y como aquellos cristianos, no pudieron salir durante siglos… pero aquellos resistieron, por cuanto eran portadores de una fe y de un premio divino… ¿pero qué es lo que nos espera a los españoles aún vivos y a las varias generaciones que nos sobrevivan?

Escuchemos al profeta moderno en asuntos económicos y que no es otro que D. Roberto Centeno en su último “disparate económico”, preconizado el dieciocho de febrero, en el que y como aquellos profetas bíblicos… nos anuncia los largos períodos de llantos y lamentos que padecerán los que vivan, puesto que… “la divinidad política nos ha dejado abandonados y además sin ningún dirigente a la vista que nos lleve en la larga travesía del desierto que nos espera”. Van unos sueltos:

“No obstante, lo grave es que Mario Draghi dejó muy claro a los representantes de los partidos (que no de los españoles) en el Congreso que “son necesarios más recortes y más impuestos”. Es el resultado del primer año mariano. Ahora decidan el valor que otorgan a la promesa de Rajoy de que no habrá más recortes ni subidas de impuestos. – La pasada semana se cumplió un año de la reforma laboral, “la decisión más necesaria y urgente que necesitaba España”, según Rajoy. Porque la urgencia no era, como pensamos los catastrofistas, recortar el despilfarro, las miles de empresas públicas, ni los cientos de miles de enchufados, familiares y amigos. No, nada de eso: lo necesario era poner en marcha un mecanismo para poder despedir trabajadores a bajo precio. – El principal objetivo de la reforma laboral era “profundizar en la flexibilidad interna para frenar la destrucción de empleo. Esta es la reforma en la que ganamos todos”. Y como era perfectamente previsible, y así lo denunciamos algunos, un año después no es que no haya servido para crear empleo, es que ha actuado como acelerador de la destrucción de puestos de trabajo: en doce meses se han destruido 840.000 empleos, un 42% más que el año precedente. – Peor aún, la destrucción de empleo junto con la reducción salarial, que es el otro efecto de la reforma laboral, está hundiendo la demanda efectiva, lo que hace imposible la recuperación. Ni tienen vergüenza ni saben economía. – Ahora dicen que servirá para crear empleo cuando empecemos a crecer, pero “es un hecho probado que las legislaciones flexibles no crean puestos de trabajo cuando llega la recuperación económica”, afirma el profesor Juan Torrent de la UOC Business School. – Pero si la reforma laboral es un acelerador de la destrucción de empleo, las tres reformas del sistema financiero constituyen el mayor expolio conocido al pueblo español. Todo empieza en 2006, cuando los Inspectores del BdE alertan al gobernador y a Pedro Solbes de la burbuja y les urgen a ponerle fin. No sólo no hacen el menor caso, sino que, además, en la primavera de 2007, cuando todos los medios extranjeros denunciaban la burbuja, estos insensatos mienten a familias y empresas diciendo que “cuanto más se endeuden más ricos serán, porque los pisos nunca pueden bajar de precio”. El sistema financiero y las inmobiliarias colaboraron activamente en el engaño. En cualquier otro país, Solbes y MAFO habrían sido procesados. En lugar de ello, andan sueltos y con indemnizaciones millonarias. – Rajoy heredó de Zapatero un sector financiero quebrado y un BdE que había colaborado activamente en la ocultación del desastre. Lo lógico, lo que se ha hecho en el resto del mundo, era cerrar todo lo inviable devolviendo los depósitos de hasta 100.000 euros, que con la venta de los activos habría sido más que suficiente, mientras que los tenedores de deuda, desde la senior a las preferentes, habrían perdido todo o casi todo. Ahí estaban, en primer lugar, las cajas alemanas y francesas, que financiaron con sus préstamos insensatos a personas insensatas y a presuntos delincuentes toda la burbuja. El costo para los ciudadanos habría sido cero”.

El trabajo del Sr. Centeno es mucho más extenso y “doloroso”; por tanto si quieren leerlo en su totalidad, les dejo la dirección:

“Las reformas de Rajoy: rutas al desastre: 18/02/2013 Roberto Centeno” http://blogs.elconfidencial.com/espana/disparate-economico/2013/02/18/las-reformas-de-rajoy-rutas-al-desastre-8072

Para entretenernos y tratar de contenernos, ilusionarlos, o simplemente ganar tiempo; nos vienen diciendo que pronto “veremos el final del túnel”; más o menos lo que les decían a aquellos marinos pues… “Imaginen el primer viaje de Cristóbal Colón… aquellos tres “barquichuelos”, la tripulación compuesta por gentes sencillas e ignorantes, a las que embaucaron con el oro que podrían obtener al llegar al Cipango que les presentaba aquel Almirante soñador y aventurero… las penalidades sufridas en aquel interminable viaje y la desesperación de la mayoría”… más o menos así vamos los Españoles, pero “no enrolados voluntariamente”, sino que “nos embarcaron a la fuerza y acorralados”… “pero nuestro Cipango es que no aparece tan cercano como en aquella aventura… nuestro Nuevo Mundo no hay Cristóbal Colón que nos lo pueda presentar viable y al alcance de nuestras fuerzas”… muchos es que ya estamos convencidos que la vida no nos va a llegar a tal meta… “si es que existe”.

A la vista de todo “esto”… y viendo las “peleas y trifulcas” que ahora mismo se están desarrollando en el denominado “Parlamento Español”, donde dicen que se debate, “el Estado de la Nación”… ¿Qué representa ello cara al pueblo español? Nada, o tan poco que no merece ni comentarlo; nos seguimos sintiendo totalmente indefensos y trabajo tienen los que nos manejan para que cambiemos de opinión… como digo en mi titular, estamos en las catacumbas del siglo veintiuno y ello lo confirma la realidad que padecemos… “de promesas no es que estemos hartos, es que estamos hastiados”. ¡¡Realidades y que las podamos constatar es lo que necesitamos!!

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos: Palanca positiva Gangrena Quemar las naves

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario