Montañas de alimentos y contenedores de basura

dic 10th, 2012 | By | Category: Nacional

Recuerdo que años antes de entrar (¿o nos metieron por que les interesaba a ellos más que a nosotros?) en la tan cacareada “Unión Europea” (UE), leí en la prensa, que entre los problemas excedentarios de la Europa rica, destacaban unas cuantas montañas; y digo montañas por cuanto la noticia empleaba este símil o metáfora, ya que más o menos la noticia decía así… “En la Europa comunitaria, sobran una montaña de carne, una montaña de mantequilla y otra montaña de quesos… amén de un lago de leche”.

Lógico que cuando “nos metieron en esa mal denominada unión” (puesto que se ha demostrado que la única unión demostrada es la del dinero y los grandes controladores del mismo)… los “unionistas”, se preocuparan de controlar las vacas y leche españolas, para restringirnos la producción y así, nos impusieron hasta la importación de leches europeas, no por que fueran mejores que las nuestras, sino sencillamente por que les sobraba “un lago”. Los europeos de allende los Pirineos, no dan nada… si acaso prestan y lo hacen en condiciones leoninas… en general en esas latitudes, “miran el céntimo con una lupa” y por emplear algo contundente… “muchos son capaces de afeitar los huevos y con los pelos que sacan hacer brochas de afeitar”… lo he comprobado en mis viajes por esos países… “allí no se regala nada”, sino que se emplea como máximo el intercambio y siempre… “el ventajoso para ellos” y es claro que, “así nos va en las relaciones… intereuropeas que mantenemos… y donde han llegado a cogernos por el cuello y nos tienen pendientes de darle la patada a la trampilla para que quedemos con las patas colgando”.

A Grecia la han hundido en parte (la mayor culpa de todo la tienen siempre nuestros inútiles políticos, que o no saben pactar ventajosamente o es que se venden por intereses propios)… por cuanto, le han obligado a comprar armamentos como si fuesen a invadir Turquía; y es claro que esa enorme deuda de un material que no les sirve para nada útil a los pobladores de esa república, es en gran medida el motivo del hundimiento actual y del que no ven forma de salir en un larguísimo tiempo; que es lo que nos va pasando a nosotros; puesto que España, también tiene una muy abultada deuda en material bélico, que seguro que en mayoría procede de “nuestros amigos europeos que nos han querido mucho”… mientras les compremos lo que a ellos les sobra de sus muchas producciones.

Todos estos recuerdos que rememoro al hacer este artículo, me vienen a la mente mientras leo en la prensa, lo que a continuación reflejo.

“Comida de la UE enviada a España para los más necesitados acaba en la basura (grandes titulares)… “Hallan quesos, harina y zumos sin caducar en contenedores de Tenerife… por falta de neveras o de almacenes en condiciones se echan a perder antes de tiempo” (titulares en tipos menores). La noticia viene acompañada de fotos, donde se ven claramente cajas de estos alimentos y envases originales, depositadas en un gran contenedor de basuras. El periódico que da esta triste noticia es ABC 17-11-12, el que acompaña una muy amplia información en dos de sus páginas… y en esta información, se denuncia igualmente la desorganización para el reparto de estos alimentos, con los que (se afirma) se llega a especular vendiendo esta comida gratuita.

O sea otro calamitoso hecho más, en esta calamitosa España, que igual ha tenido que pagar por estas “dádivas aparentes” (hay muchas formas de pagar favores o regalías y ya digo que los europeos son capaces de “afeitar huevos”)… en el estado de penurias en que ya viven millones de españoles, canarios (35 % de paro) y en otras muchas regiones o partes, de esta siempre desorganizada España y donde todos los negocios sucios tienen cabida.

Y esto de “los alimentos gratuitos” no es nuevo lo de su venta posterior, puesto que recuerdo igualmente, que en la ya lejana época, en que los norteamericanos vinieron a pactar con Franco, sus bases militares (aún establecidas en Andalucía)… “uno de los pagos (eran también épocas de hambres) fue mandar enormes cantidades de… “queso, leche en polvo y aceite de soja”… los que se repartían, según capricho del “repartidor de turno”… y algunos de ellos (puede que muchos) parte de aquellos (o gran parte: vete a saber) los vendían de estraperlo y luego había que comprarlos, cada cual como podía… y reitero; eran también épocas de hambres… “aún duraban las secuelas de aquella terrible guerra civil y que como maldición nos cayó encima a los que tuvimos la desgracia de vivir la misma y sus consecuencias”.

Y es que aquí… “se queman banderas, se lucen y ondean banderas; muchos canallas se refugian (como dijera aquel pensador) en el halo de la bandera y el patriotismo”… mientras hacen sus negocios sucios, o se llevan los capitales robados al extranjero, para que la miseria hispana no desaparezca, sino que aumente aún más y además permanecen aquí, “tan tranquilos” realizando sus felonías.

España… siempre España… ¡¡Qué razón tuvo aquel canciller teutón al clasificar tan certeramente que la gangrena española estaba en los españoles!!… sálvese el que pueda… “políticos muy pocos… quizá con los veinte dedos de las extremidades… sobre para distinguir a los posibles inocentes”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Tags: , ,

Dejar Comentario