Los absurdos de una absurda sociedad

dic 21st, 2013 | By | Category: Cultura

Los absurdos de una absurda sociedadSí, absurda cuando no ya desquiciada y sin rumbo; buscando en general (y sálvese el que pueda) el sensacionalismo, la notoriedad, el destacar al precio que sea y muchas más cosas que hoy no me atrevo a añadir.

Resulta que hoy cuando escribo, se ha manifestado un tribunal europeo al que rimbombantemente denominan, “de los derechos humanos”; en una sociedad como en general todas ellas, lo que impera es el derecho del más fuerte, el de menos escrúpulos o incluso el del más podrido; o sea que el derecho o se compra o se consigue con la fuerza; casi nunca con la razón.

Este “alto tribunal”, estima que las condenas que están cumpliendo, terroristas, asesinos múltiples, violadores múltiples, y “otros desechos humanos”, en España; han sido “violadas en sus derechos” y que hay que ponerlos en la calle de inmediato; a alguno (una mujer que me niego a nombrar) con más de veinte asesinatos a sus espaldas, no sé cuántos heridos y cantidades ingentes en daños materiales; condenada a más de tres mil años de cárcel y habiendo cumplido sólo veinte; la tienen que poner en la calle y además indemnizarle por los daños morales recibidos”; tras de ella se espera salgan a la calle, “totalmente libres de delito”, otra serie de “machos y hembras”, que la sociedad en general, vamos a agradecer muchísimo su suelta.

Desde hace días se les viene haciendo a toda esta “gentuza”, una propaganda enorme y que de tener que costearla, valdría ni se sabe cuántos millones de euros; pero por la notoriedad, se le conceden estos “laureles”, de los que se van a beneficiar todas estas “criaturas” y las bandas que los arropan, las que con esta propaganda que ahora se les hace, se van a crecer enormemente; ya que seguro, ahora vendrán “los honores a tan grandes individuos y su lucha por la libertad… de ellos”. El millar de muertos y los incontables heridos y damnificados, esos no cuentan, aunque están clamando a “todos los cielos y a todos los infiernos, por lo que indudablemente es un hecho incalificable y que nadie en su sano juicio entiende, lo diga la ley que lo diga”.

Ni que decir tiene, el que “algunos” (o más de algunos) serán reincidentes y los delitos se repetirán; incluso los de los terroristas vascos, cuya banda aún no ha entregado las muchas armas y explosivos que guardan en vete a saber que lugares y si no las han entregado es seguro que se reservan el derecho a usarlas.

Hace muchos años, que escribí el que a ciertos hechos luctuosos, o degradantes, lo mejor sería o ignorarlos o dedicarles “cuatro líneas”, en “los rincones menos visibles de los informativos del tipo que sean y por aquello tan claro que afirma el que la mierda mientras más se revuelve mucho más huele”; pero no es así; los voceros de todo tipo, se despepitan para ofrecer estas noticias, que más que asco ya repelen a cualquiera que analice los hechos… “pero oh la información y sobre todo la primicia de la misma”; algunos darían “ni se sabe, por obtener alguna de ellas”. De ahí que a todo esto se le estén dedicando los mejores lugares de “la desinformación general” que padecemos.

Curiosamente (y lo veo muy bien) hay un pacto no escrito, en los suicidios… “nadie se suicida en España”; y sin embargo suicidios habrá en tal abundancia, que precisamente por ello, no se dan noticias de ninguno (lo sé por experiencia que por ahora me guardo) y se afirma, que ello obedece a una “sugerencia-orden-ruego gubernamental, por cuanto la profusión de noticias de suicidio, anima a los posibles suicidas a acelerar su viaje particular al otro mundo.

¿Por qué no se emplea el mismo método o sistema para muchas de las otras muchas lacras que pacemos y que por iguales motivos, incitarán a los candidatos a realizar lo que otros han realizado? No lo entiendo. ¿Alguien me discute esta reflexión?

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Lucha por la vida Comunismo Desnudo  Decadencia Social

Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario