Líder, jefe o títere

jun 15th, 2013 | By | Category: Cultura

LiderEn la actualidad se prodiga tanto la palabra “líder”, que muchas veces; mueve a risa al ver o analizar la figura a la que se le asigna tan gran calificación; de la que muchos de ellos (la mayoría) están tan lejanos que ya digo, da risa.

Líderes han sido escasos a lo largo de toda la historia del hombre y en mi época; yo entiendo como líderes a sólo tres figuras históricas.

El mahatma Gandhi, Martín Lutero King y Nelson Mandela; curiosamente los dos últimos se consideran o consideraron, como discípulos del primero, puesto que siguieron sus enseñanzas y ambos lograron victorias señeras y sin provocar guerras o calamidades que perjudicaran más que beneficiaran a sus seguidores; otra cosa es que sus seguidores se mantuvieran en la línea de sus líderes o maestros.

Un líder (para mí) es el que poco a poco logra elevar su figura mediante actos extraordinarios y con ello, va logrando el que le sigan un número creciente de individuos que siguen fielmente las directrices que éste marca; por ello destaca entre todos Gandhi; el que “sin necesidad de emplear la violencia ni pegar un solo tiro”; logra la independencia del entonces Indostán y con ello, socava los cimientos del hasta entonces omnipotente Imperio Británico… al final es el líder, el que es asesinado de un solo tiro y muere vilmente, matado por los mismos a los que intentó darles una libertad dificilísima de obtener por la violencia de revoluciones y ejércitos dispuestos a combatir con las armas al opresor.

Lo triste es que tras tan gran enseñanza; muerto el líder, aquel inmenso territorio, cual es el subcontinente Indio, aquel se divide en cuatro países independientes (India, Pakistán, Bangladesh y Ceilán) y dos de ellos aún hoy y 65 años después, siguen en guerra declarada, habiendo obtenido (pese a la gran miseria en que viven gran parte de sus poblaciones) la bomba atómica; lo que nos demuestra lo lejanos que están aquellos antes discípulos del líder, de lo que éste predicó y practicó… en fin, lo sintetizó en unas frases el último virrey inglés en el sepelio de aquel gran líder… “Gandhi pasará a la historia como Buda y Jesús”; por tanto lo calificó a igual altura que aquellos otros grandes líderes de la antigüedad; y a mi entender, no se equivocó.

Martín Lutero King; un cristiano de iglesia protestante; luchó hasta la muerte, por conseguir la dignidad máxima para sus compatriotas, los negros norteamericanos; los que y como sabemos; tras su “precaria libertad de la esclavitud”, que le otorgara el gobierno de Abraham Lincoln; vivieron en un estado intermedio, pero sufriendo una enormidad de discriminaciones y miserias de las que pocos lograron salir… al final, igualmente es asesinado; pero a menor escala mundial, logra sin embargo ser una figura histórica para Norteamérica y a la altura de sus más destacados dirigentes políticos.

Nelson Mandela (aún vivo pero ya “en sus últimos años de vida”) y tras soportar una larguísima condena, “que hubiera sido perpetua”; aún desde dentro de la cárcel, influye en sus seguidores y logra, que el incalificable trato que los blancos sudafricanos, hacían padecer a las demás razas (no sólo eran los negros  sino igualmente los asiáticos) en ese apartamiento o segregación vergonzosa en que los hicieron vivir durante muchísimos años… logra tras todo ello, la independencia de todas estas gentes y darles la dignidad que los blancos les negaban… A pesar de ello, hoy y según las noticias que tengo… “los negros dominantes”, han pasado y pasan factura a sus antes opresores; que sin llegar al apartheid que ellos sufrieron, pero hacen valer su peso demográfico para abusar del mismo todo lo que pueden; y en ello destacan algunos de sus jefes, o “jefecillos”; que en realidad no superaron el estado de… “tribu contra tribu”; o sea que Nelson Mandela y al que hoy… “todos dicen venerar o adorar”; en gran medida no lo siguen, como los hindúes no siguieron a su maestro Gandhi; puesto que allí en India, aún sigue imperando el bochornoso estado o situación de las castas.

En definitiva, que al igual que las enseñanzas de Buda y Cristo, están aún por ser practicadas en la extensión que ellos predicaron y señalaron; a estos modernos líderes de milenios después, les ha ocurrido lo mismo en gran medida. Allí sigue imperando el peso de “la panza y el bolsillo” y el resto pues… “que espere a que nazcan nuevos líderes”; a los que (seguro) igualmente asesinarían.

Por todo ello, aplicar la palabra “líder”, a quienes a lo sumo son jefes o jefecillos, más o menos importantes de los grupos que encabezan, es algo que no es aceptable; puesto que… “a más a más”; muchos o muchísimos de ellos, “son figuras pantalla” y que a su vez, dirigen otros en la sombra y a los que tienen que obedecer, puesto que si no es así… “les puede volar el cargo… cuando no la sesera”.

Así es que mejor denominarlos “jefes de fila”, por cuanto y que duda cabe, tienen una influencia sobre sus acólitos, que si los siguen es más bien pensando en el botín que pueden recibir del jefe, que por la convicción en unos principios que en realidad y por cuanto ocurre constantemente, yo dudo que los tengan.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Margaret  Superhombre  La carrera del niño

Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario