Las emisoras de radio: su fuerza y su potencia

dic 31st, 2012 | By | Category: Cultura

Emisora RadioEntre mis muchas experiencias, tengo la de haber protagonizado un espacio radiofónico en una emisora provincial (SER) y que se escuchaba en toda la provincia de Jaén y en las proximidades de las limítrofes. Esto ocurrió de 1976 a 1993… (18 años ininterrumpidos) y entonces no había el enjambre de emisoras que hoy “cosen todo el territorio nacional”. En aquella ya lejana época y sobre todo en los primeros años (“recién salidos del franquismo”), había que echarle “bemoles”, para lanzar a las ondas comentarios “duros” criticando “lo que había y los tiempos turbulentos que corrieron entonces, cuando grupos terroristas ensangrentaban cualquier rincón de España”.

Al final… “elegantemente me echaron del micrófono… seguro que por influencias políticas (molestaba mi voz y opinión libre) presionando a la dirección de la emisora… desde luego por inútil no”… y digo esto, por cuanto mi voz sonó fuerte, hasta tal punto, que aún hoy y en una reunión social… un asistente a la misma, se acerca a mí y me recuerda aquellas… “Ráfagas y aquellos Monólogos” (título de aquellos programas), que él oía con gran satisfacción; este hecho se repite con frecuencia cuando paseo por la calle o alterno socialmente, cosa que aparte de satisfacerme… demuestra la fuerza que tiene la radio y que va en aumento; cosa que ya el gobierno y pese a “su dinero público”, ya no puede contrarrestar, puesto que las emisoras han de vivir (como cualquier otro negocio) no de las subvenciones, sino de la publicidad que puedan conseguir… y eso es bueno… “buenísimo para todos”, puesto que es en la competencia cruda y dura… “dónde se demuestra el que vale y el que no vale desaparece”. Además existe “el temible Internet, que cada vez penetra más en la opinión de mucha más gente.

Hoy, conectas las emisoras de radio, españolas; y en general… “todas arden”; y entiendan la palabra arden, en el sentido del estado de indignación que ya es general en toda España, salvo (claro está) en la anquilosada (más bien congelada) clase política “y allegados”, que o es que son idiotas, o es que tienen “el ser” tan duro como el revestimiento que cubre las naves espaciales, para que no se desintegren al rozar la atmósfera terrestre a las velocidades supersónicas en que lo hacen. Y o se espabilan o como ya le ha ocurrido al denominado “PSOE”, van a quedar tan desmantelados que la recuperación sino imposible, si que van a necesitar una… “larguísimo travesía del desierto”. Esperemos que “los emergentes” tomen nota y regeneren el pudridero.

En esas emisoras, se ha vuelto a lo que de verdad es un servicio público; y sus opinantes o directores de programa (que afortunadamente ya son muchísimos) están compitiendo por obtener la audiencia que les permita subsistir, captando la publicidad que necesitan; por descontado que ese es el principal motivo, pero de paso y para captar audiencia, están descubriendo todo lo que pueden de la enorme corrupción que existe en España y la impotencia que muestran y declaran los oyentes, a los que se les da paso para que a su manera, cuenten lo que les ocurre; las ideas que tienen y que aporten lo que puedan para “iluminar a los obtusos dirigentes que por desgracia padece España una vez más”, puesto que los malos gobernantes en la historia de España, son tan abundantes que da vergüenza, escudriñar en las verdades de esa historia de un país desgraciado y cuya desgracia es inexplicable… por cuanto otros, formados o conformados mucho después y con muchos menos recursos, destacaron hace tiempo y hoy ocupan puestos señeros en el concierto nacional e internacional… mientras España decae, e incluso se desintegra, para vergüenza y bochorno de unas clases políticas que no están a la altura de los tiempos que corren y quieren permanecer en el medioevo.

Y pese a que se “apalancan” en el malgasto del dinero público; mucho del mismo (muchísimo) encaminado a comprar voluntades, mantener infinidad de emisoras de radio e incluso de televisión, que antes o después desaparecerán por lo ruinoso de las mismas… y por que al estar al servicio “del que manda”, se combaten a sí mismas, por cuanto al seguir “la voz de su amo”, carecen del prestigio necesario para mantener una audiencia digna de mención. Tampoco el resto de “medios”, que muchos años han influido en la opinión pública, hoy influyen de forma que preocupe, puesto que ya no tienen ni un mínimo de “la fuerza manipuladora que tuvieron”.

Todo ello nos da esperanza para creer que… “por la fuerza”, se tendrán que restablecer, verdaderas democracias y no estos engendros que padecemos y que no son otra cosa que… “dictaduras disfrazadas”, que quieren presentar como democracias.

Es por lo que… Los sistemas políticos que hemos soportado y soportamos, son un fracaso, y lo son por cuanto los grupos que se forman, el fin que llevan es colocarse todos en el dinero público y vivir de él; y además asegurarse retiros lo más principescos mejor… el pueblo les importa un rábano. Por ello lo que hay que hacer es tratar de que exista un cuerpo de empleados públicos (los mínimos y verdaderamente necesarios) los que mediante oposiciones duras y bien planificadas, ocupen todo el aparato que hace funcionar un Estado. Esos empleados han de estar sometidos a igual reglamentación que el resto de quienes trabajan en el país; no pueden existir cargos vitalicios, puesto que ello es degenerativo… y por terminar con una metáfora se me ocurre la siguiente… “Para que navegue un gran barco, lo que se necesita en un capitán y que éste elija a sus primeros oficiales… y punto. Entonces en elecciones, lo que hay que elegir es al presidente nacional, alcalde local y los representantes de los distritos políticos en que se distribuya la nación y el municipio. Fuera listas impuestas, y las autonomías son un cáncer y deben desaparecer.

Un gobierno… NO ES OTRA COSA QUE UNA EMPRESA COMERCIAL y al igual que funciona el comercio o la industria, se tiene que nutrir de los elementos precisos y necesarios… todo lo demás sobra; así es que cuanto antes se llegue a ello mucho mejor para todos… Y algo muy importante; “Subvenciones para nadie… préstamos estudiados para que sean viable para cualquier persona o sociedad, sí”, pero que desaparezcan la infinidad de parásitos que nos han devorado y nos siguen devorando… “reitero, el que vale, vale y el que no… a la cuneta”. Esa es la vida real.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Mayores  Pregunta   Madrid  

Tags: , , , , , , , , ,

Dejar Comentario