La música amansa a las fieras

sep 12th, 2013 | By | Category: Cultura

Musica y FierasMenos a los músicos”… dicen, le añadió Napoleón; pero dicho ello y por ponerle un poco de gracia o ironía; entremos en lo que es y representa la música; la que y como amante de ella, para mí significa mucho.

Leo una carta publicada a una profesora de música, cuyo texto me ha conmovido y por ello lo reproduzco: dice así: “¿MÚSICA Y VALORES? Me duele, como profesora de Música en ESO y bachillerato, el trato que se da a esa asignatura en la nueva Ley de Educación (LOMCE) que quiere implantar el gobierno, ya que se  convierte en optativa y a lo largo de toda la enseñanza obligatoria y posobligatoria. Una vez más nos alejamos de Europa, ya que en todos los países de nuestro continente, la Música está considerada como una materia imprescindible en el currículo de los alumnos, pues su aprendizaje aumenta en el alumno la disciplina, la sensibilidad y el respeto mutuo; eso sin olvidar la importancia de la creatividad y las emociones”[i].

En la carta dice mucho más, pero con lo reflejado es suficiente para mí y espero que para muchos más; puesto que y como bien dijera Cristo… “No sólo de pan vive el hombre”… y en la actualidad, el materialismo ha llegado a tal grado, que el individuo y salvo excepciones, sólo se preocupa de “su panza y su bolsillo”; palabras que significan (analizándolas a fondo) el gran cáncer que existe ya y con temibles metástasis, bien incrustado en las sociedades actuales y mucho más acentuado en las que se consideran “más civilizadas u opulentas”, cosa esta muy discutible, hoy.

La música y el canto… De la enorme importancia de ello, ya se preocuparon Pitágoras y otros sabios; por cuanto supieron ver que ello era un insustituible alimento para el ser humano; pero aquello se olvidó y estuvo olvidado muchos siglos, hasta que llegó un nuevo despertar, en el Renacimiento y luego La Ilustración. Hoy incluso se emplea como medicina para curar ciertos estados de enfermedades “no materiales”… incluso, las gallinas en las granjas, con música, les hacen poner más huevos y a las vacas el que dén más leche… “pobrecitas”.

La música o mejor dicho, el estudio de la música, es una disciplina que no todos pueden seguir… y lo sé por propia experiencia, puesto que  yo mismo intenté estudiar música, pero no supe o pude y me rendí, igual lo intenté con mis tres hijos, que también fracasaron, pese a que ellos y como niños que eran, sí que tuvieron mejor edad y ocasión que yo… “entonces agobiado por mantener a la familia y los muchos negocios que entonces llevaba encima”… pero como me encanta la música, al menos lo intenté… y tristemente comprobé, que mi tiempo… sencillamente había pasado, quizá también mi genio y rebeldía innata en mi.

Pero cada día oigo música… pero “MÚSICA”; y mientras escribo mis artículos, generalmente siempre tengo conectada alguna de las muchas emisoras, que a través de Internet, te facilitan gratuitamente el tipo de música que prefieras en ese momento… y la verdad; “mi alma agradece esa música o esos cantos que de verdad te transmiten sensaciones inexplicables pero que en general son gratas, puesto que es un alimento que necesitamos y además un descanso que te llega con ellas.

Otra cosa es “ese ruido” muchas veces ensordecedor y que irrita o molesta y que sin embargo, algunos dicen que es música lo que yo no entiendo en absoluto… y no lo entiendo, por cuanto… ¿cómo va a ser lo mismo el canto de un ruiseñor o un jilguero… que el graznido de un grajo o cuervo? Y todos ellos se denominan igual… “son aves”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

[i]  Revista XLSEMANAL 16-06-2013
Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario