La misma canción de siempre

sep 8th, 2013 | By | Category: Nacional

HambreHoy tengo pocas ganas de “masturbarme el cerebro”; a medida que pasa el tiempo, voy perdiendo la fe en que “el engendro que nos domina y explota”, pueda cambiar de forma notable… “intuyo que algo gordo se está cociendo” de nuevo y que antes o después, explotará; por cuanto los que pusieron la mecha, irán preparando todo para que estalle el “gran explosivo”, cuando ellos crean es el momento oportuno; seguro que piensan que y como siempre; “ellos están bien seguros” y no van a padecer las consecuencias… o sea, lo de siempre. “Pero hoy hay miles de bombas atómicas”.

Por todo ello me limito a copiar lo que acabo de leer y que está ocurriendo, en el que se dice… “país más poderoso del mundo”… pero… ¿poderoso en qué? Mejor lo piensa usted y luego trate de contestarse a sí mismo; yo lo que siento es una repulsión que hoy me rebosa por todos los poros de mi cuerpo. Veamos:

“7 de junio de 2013 Amy Goodman y Denis Moynihan: En pocas semanas se cumple el 50 aniversario del histórico discurso “Tengo un sueño” pronunciado por Martin Luther King Jr. en la Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad del 28 de agosto de 1963.El 4 de abril de este año se cumplieron 45 años del asesinato de King. Poco antes de ser asesinado, King había lanzado la Campaña de los Pobres, cuyo objetivo era erradicar la pobreza. A quienes se congregaron en la Catedral Nacional de Washington D.C. les dijo: “Al igual que un monstruoso pulpo, la pobreza extiende sus agobiantes y prensiles tentáculos sobre pueblos y aldeas de todo nuestro mundo. Dos tercios de las personas del mundo se irán a dormir con hambre esta noche. Habitan viviendas precarias, están mal alimentados y pobremente vestidos. Lo he visto en América Latina, lo he visto en África y he visto esa pobreza en Asia”.

Eso ocurría el 31 de marzo de 1968, cuatro días antes de ser asesinado en Memphis, Tennessee, a donde se había dirigido para marchar en solidaridad con los trabajadores de limpieza en huelga. Ese año, el salario mínimo estaba en su pico histórico más alto, en términos de poder adquisitivo real. Fue establecido por primera vez en 1938 por el Presidente Franklin D. Roosevelt, que dijo: “Nuestro país, tan rico en recursos naturales y con una población tan capaz y trabajadora debería ser capaz de idear formas y medios de garantizar a todos nuestros hombres y mujeres trabajadores un justo jornal por un justo día de trabajo”.

Cuarenta y cinco años después de que King lanzara su Campaña de los Pobres, la pobreza alcanza nuevamente niveles críticos. Aquel importantísimo bastión contra la pobreza, el salario mínimo, es actualmente de 7,25 dólares por hora, resultado de un proyecto de ley promulgado por el Presiente George W. Bush. El Presidente Barack Obama, tras ser electo por primera vez, prometió un salario mínimo de 9,50 dólares la hora para 2011. En su discurso del año 2013 sobre el Estado de la Unión, sin haber logrado alcanzar dicho objetivo, Obama expresó: “Esta noche, declaremos que, en el país más rico de la Tierra, ninguna persona que trabaje a tiempo completo debe vivir en la pobreza y aumentemos el salario mínimo federal a 9 dólares la hora. Deberíamos ser capaces de hacerlo. Esta simple medida incrementaría los ingresos de millones de familias trabajadoras. Podría marcar la diferencia entre ir a una tienda a comprar alimentos o tener que ir al banco de alimentos, entre pagar la renta o ser desalojado, entre vivir en una lucha para cubrir los gastos o finalmente salir adelante”. El defensor de los derechos de los consumidores Ralph Nader no se impresiona con la retórica del presidente. “¿Hubo alguna vez en la Casa Blanca mayor embaucador que Barack Obama? No movió un dedo desde que hizo esas declaraciones. Hizo las promesas en la campaña de 2008 y luego no dijo nada durante cuatro años acerca de aumentar el salario mínimo. No ejerció presión alguna sobre el Congreso. Ni siquiera permitió actuar a la gente de su propia Casa Blanca respecto a este tema”.

Si esto se escribe en USA; la otra noche viendo (yo) un programa en TV (Intereconomía) el presentador y sus invitados, para debatir sobre alguno de los infinitos hechos de la corrupción española; habían instalado una ruleta y en la misma habían seleccionado una decena de casos… luego y como en “una trágica rifa”; empujaron la rueda y tocaron debatiendo, el tema que marcó la aguja.

Pones los noticieros y te dan ganas de vomitar… “nadie sabe por dónde y cómo enderezar unas economías que hasta ayer mismo eran o boyantes o al menos muy favorables para todo aquel que quería trabajar”… hoy es que ni encuentran trabajo, ni hay dinero disponible, ni “hay nada de nada”… ¿Cómo se ha llegado a este callejón sin salida y donde cada cual toca su pito y “canta su canción”, que por cuanto ocurrió y ocurre, ya no se la creen ni ellos mismos?

Dicen que “no hay trabajo”… hoy mismo y viniendo desde Málaga a Jaén; ya he visto yerbazales (entre pinos bien crecidos) con hiervas secas, que cubrirían a “una vaca adulta”; nada más que en hacer corta fuegos y reparar los daños de las riadas y abundantes lluvias de este año, aquí en España, habría trabajo para no se “cuantos ejércitos”… pero no hay dinero… “se lo llevaron a los paraísos fiscales”; y aquí y en otros lugares… “arderá Troya puesto que el hipotéticos caballo que los griegos dejaron en la mítica ciudad, está ya instalado en ni se sabe cuántos lugares de esta mierda de mundo, en la que habiendo medios para solucionarlo todo… no se soluciona nada”… oremos.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Muerto el Burro…  Hambre y armas  Panzas Llenas
Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario