La inteligencia-la sabiduría-la salud-el dinero y… el poder

may 16th, 2013 | By | Category: Cultura

IlusionesHay veces que “uno se habla así mismo”, al menos ello me ocurre a mí con mucha frecuencia, y en estos diálogos sinceros y mantenidos con “ese yo interior que pregunta y se responde”… resultan deducciones interesantes y las que muchas veces se pierden por cuanto no se recogen en escritos.

Por ello yo suelo recoger frecuentemente éstos diálogos que para muchos pueden parecer “de locos”, pero que para otros suelen ser todo lo contrario e incluso parecerles “maravillosos”… puesto que “no es de locos atreverse a hablar con uno mismo” y precisamente buscando ese equilibrio interior y que tan valioso es para la vida del ser humano, de ahí que sea una de las principales -o la principal- enseñanza de las principales religiones orientales y de las que los griegos recogieran esa máxima que afirma… “conócete a ti mismo”.

Así transcurría la mañana del primer día de primavera del año 1.985 y yo sentado ante mi mesa de escritorio, reflexionaba de tal guisa y “hablaba con mi otro yo” sobre los principales asuntos que preocupan al hombre en La Tierra y los que a mi juicio, son junto a la muerte, los siguientes: EL DINERO, EL PODER, LA SALUD, LA INTELIGENCIA Y LA SABIDURIA. Y los reflejo así y por éste orden, por cuanto considero preocupan (en mayoría) en éste orden lineal.

Sin embargo yo los voy a situar y los trataré por el orden en que creo y que como titulé al principio es… primero LA INTELIGENCIA-LA SABIDURIA, segundo LA SALUD, tercero EL DINERO y en último lugar… EL PODER.

Voy, pues a leerles literalmente aquellos pensamientos, producidos y realizados, e igualmente plasmados, en aquella mañana del veintiuno de marzo del mentado año.- Y los voy a leer literalmente, para que no pierdan nada de la espontaneidad con que fueron surgiendo en mi mente y fueron siendo plasmados en los siguientes folios.

Tras esta pequeña charla o “monólogo”, podemos entrar en diálogo y coloquio y así, que cada cual aporte lo que sepa o quiera y tratando siempre de enriquecernos mutuamente en una buena charla, puesto que el ser humano, hoy está carente (o casi) de ese sano y sabio ejercicio, cual es el dialéctico e inteligente y que como sabemos, es un insustituible alimento para el espíritu, alma “o ser inmaterial”, pues no en vano dijera Cristo aquello de que… “NO SOLO DE PAN VIVE EL HOMBRE”.

Quien en este mundo logre reunir durante un largo período de tiempo, estos cuatro pilares, cuales son… la inteligencia, la sabiduría, la salud y el dinero, debe gozar de tal estado de felicidad, que indudablemente debe sentirse “un semidios” en este mundo que en mayoría está compuesto de seres mezquinos y envidiosos; puesto que, precisamente por esto último, debe de producir tales celos y envidias en sus inferiores (“o semejantes”) que “sus días estarán contados” desde el mismo instante en que la plebe o la chusma denote todos estos privilegios reunidos en un sólo ser, al que por todos los medios tratarán de destruir (parcial o totalmente) hasta incluso matarle y enterrarle o sumergirle en “sepultura ignota”, para que ni aún siquiera se sepa “donde reposan sus huesos”.

Son las tristes deducciones que acuden a mi mente, tras años de observar al mundo en que nací, y todo lo que en torno al mismo acaece y ocurre con frecuentísima repetición; y es igual en la época en que el hombre fue andando, a caballo o en cuadriga, puesto que ocurría en aquellas lejanas épocas y ocurre en la actualidad, en que ese mismo hombre… “va en la más moderna de las máquinas voladoras que navegan por el espacio sideral” y debido a la alta y sofisticada tecnología que este hombre ha alcanzado, “mal que le pese”, ya que al no haber avanzado nada (o casi nada) en los valores eternos y que no son los que al cuerpo conciernen en gran medida, me temo que acabará destruyéndose en su absurda obra “mecánico-técnica-materialista” y que ha llegado hasta lo absurdo, puesto que mientras más avanza en ese sentido, más perdido y solo se encontrará y terminará por llegar a ser… “una pieza más en su propia creación tecnológica”, si no sabe dominarla y ponerla a su entero servicio… cosa ésta improbable ya que el avance feroz que hoy se nota nos demuestra todo lo contrario, puesto que todo se ha traducido a crear “una inmensa máquina sin alma alguna” y al parecer está ocurriendo algo difícil de calibrar puesto que… “los nuevos esclavos ya han sido subyugados por sus propios ídolos”.

La Historia se repite y ello es curioso y triste; por ello, si de nuevo volviese “un Sócrates”, éste estaba de nuevo condenado a la cicuta.- Igual ocurriría a un nuevo Cristo, el que irremisiblemente sería crucificado. Por ello y en “éstos tiempos modernos”… hasta es asesinado un Papa en su propio dormitorio y es precisamente en base a esa “alta tecnología” como esa muerte se consigue, de la forma más canallesca que el ser humano (“así se denomina”) ha inventado, para lo que necesita la imprescindible complicidad de sicarios y los que son siempre necesarios para los grandes crímenes; pues hasta en esto, los antiguos solían ser bastante más recios y responsables de sus propios actos; y al escribir esto me estoy acordando de la muerte de César en el propio Senado Romano y a manos de aquellos traidores, los que al menos tuvieron la valentía de ser los ejecutores de tal asesinato dando la cara y por ello hoy sabemos quienes fueron y por qué lo hicieron; cosa que nunca sabremos en lo relativo a la muerte del Papa Juan Pablo I, o a su Maestro Cristo… y tantos y tantos otros hombres que fueron inmolados en la más atroz de las traiciones e ignominias que el hombre ha sido capaz de realizar a lo largo de su existencia en este mundo antes comentado… Podemos dar una vuelta u “ojeada” a lo que ocurre en la actualidad y más o menos cercano a nosotros.

Y todo lo que realiza “ese ser humano” antes mentado, lo realiza precisamente buscando EL PODER, de ahí que en el título que he puesto a estas reflexiones mías, yo lo haya colocado en el último lugar, puesto que el poder… ¿Qué es y que significa el poder?

Nada… no significa nada en absoluto, o si lo significa es tan poco que en realidad no debe tener gran importancia, puesto que precisamente ha sido siempre despreciado por esos seres a los que antes me he referido y que podríamos enumerar largamente, ya que si antes he nombrado a Sócrates y Cristo, igual he podido referirme a Buda, Zoroastro o Zaratustra, Confucio o Lao-Tse, Gandhi y otros quizá menos relevantes, pero que -afortunadamente- harían bastante larga la enumeración en un sentido casi lineal en filosofía y verdadera moral ejemplarizante y en la que pese al tiempo transcurrido, tenemos que “seguir bebiendo” los hombres y ello en un intento de aproximación nunca lograda, puesto que de haberse logrado un profundo avance en tal sentido… “yo mismo no tendría ninguna necesidad de estar escribiendo sobre estos temas incomprensibles, pero reales”. Pero… ¡Oh el poder!

Lo que antecede es el preámbulo de una conferencia-coloquio… el resto lo diría en la misma, aquí no procede.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Superhombre  Coste de la Carrera  Reflexion Vigente

&Otras recomendaciones:

;

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario