Impuestos para plebeyos y nobles

nov 2nd, 2015 | By | Category: Economia

Impuestos a pobresHace ya muchos, muchos años (soy viejo) asistí a una conferencia que daba un pensador/filósofo, el que desarrollaba un tema, entonces sorprendente… Entrábamos en, “Una nueva edad media a Medievo”. Como aquello se desarrollaba hace cuarenta años o más; la incredulidad era lo imperante, pero aquel hombre (que admitió diálogo) fue razonando lo que según él eran indicios de ello. Después otros si bien escasos, han referido que sí que estamos ya en esa nueva época, que no es que sea nueva, puesto que “el mundo” siempre camina haciendo ondulaciones y de nuevo estamos en una de ellas, pero en la parte baja, no sabiendo si ya hemos dejado de bajar o seguiremos bajando, puesto que las experiencias y los indicios, nos dicen que seguimos bajando.

¿Por qué? Pues porque lo mismo que en aquella época, hoy cada vez abundan más los pobres y los pobres-pobres desheredados o incluso desarraigados y por el contrario, abundan cada vez más los ricos y ricos-ricos; además y como entonces, son las masas las que pagamos todos, mientras “las nuevas noblezas”, terminan por no pagar nada y estar exentas de todo, además gozan de “patente de corso” y explotan todo como tales “corsarios o monopolistas, que incluso gozan de los favores del poder”; y mientras el mendigo paga impuestos hasta por el cartón de vino que bebe o el pan que come; las grandes fortunas o “corporaciones multinacionales” al final no pagan nada.

Y no pagan nada, por cuanto aún que aparentemente paguen algunos impuestos, entre las concesiones especiales que logran, vía gobiernos, las exenciones que les otorgan y las subvenciones que reciben; resulta que al final “sin poner nada”, se llevan los grandes beneficios, puesto que se han hecho creer que son los que producen el empleo que sostiene a los países, cosa muy discutible, como igualmente el bienestar que produzcan, puesto que se establecen y están mientras “ordeñan” el territorio, tan pronto notan bajas en los rendimientos que pretenden, amenazan con irse y si no se les subvenciona o facilita lo que ellos quieren (bajos salarios por ejemplo), se van y ahí te quedas con los desechos que te dejan, que ni los limpian siquiera.

Como he trabajado (cuando joven) con multinacionales sé algo de sus formas de operar; y que incluso alguna, tenía un técnico “de altura”, contratado simplemente para que cada día, leyese y “cribase” el Boletín Oficial del Estado; para saber en cada momento, dónde podía “agarrarse la empresa”, para obtener beneficios o eliminar gastos; deduzca el lector el rendimiento que debe obtener la tal empresa, pagando un muy alto sueldo y anexos, a un individuo dedicado a tal menester cada día que salía “el papelín oficial del Estado”, que es la ley ya puesta en marcha y caiga quien caiga.

En España y hasta tiempos no tan lejanos, los nobles “o la nobleza” estaba exenta de pagos, y hasta para ser aceptado en “la casta”, era preciso acreditar que no se había trabajado con las manos; tan fue así que para lograr el grado de nobleza que le otorgó el rey a Velázquez, tuvo que firmar un acta a tal guisa… “imagina alguien tal dislate en quién con sus manos pintó los cuadros que hoy lucen en los museos… aun así Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (sediento a su vejez de alcanzar el grado de “noble”) tuvo que aceptar aquel requisito humillante y firmó el documento.

Vienen estas reflexiones que hoy “me hago”, al leer la noticia siguiente:

“Las empresas del “Ibex” ganan treinta mil (30.000) millones de euros en 2014, un 56,8% más que en el año anterior”, (diario ABC 08 de Marzo del 2015).

Y me pregunto… ¿Cómo pueden “ganar” tan enormes cantidades cuando hay tantos millones de parados que no pueden ganar ni para comer? “misterio de las finanzas y las especulaciones a lo grande”.

En las dos pormenorizadas páginas que el periódico dedica a ello, aparecen los seis primeros, como bancos, siguiéndoles el resto que son multinacionales y que como arriba digo, son los que encarnan la nueva nobleza prácticamente exenta de pagos, que por el contrario, tenemos que soportar “Los nuevos pecheros de la nueva Castilla”[i].

Quienes discuten si es o no necesario reformar la Constitución Española, aquí hay uno de tantos motivos, por lo que hay que fijar leyes mucho más justas de las que hoy nos obligan, “a pechar con lo que corresponde en gran parte a los nuevos nobles o intocables que como en el medioevo ya tenemos encima y se quieren quedar para siempre”; esperando que no sean necesarias de nuevo, “las guillotinas francesas”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

[i] Pechero en la Castilla del Antiguo Régimen, desde la Baja Edad Media hasta el final de la Edad Moderna, era la condición social que no viene determinada por la riqueza, sino exclusivamente por la obligación de contribuir al pago de un tipo de impuesto personal: los llamados Servicio ordinario y extraordinario; otros impuestos, como las alcabalas, al recaer sobre los productos, eran más universales.

La definición de pechero implica por oposición la de los exentos: fundamentalmente los privilegiados, bien por razón de estamento (nobleza y clero), bien por razón de fuero territorial, o por merced real, acumulándose una gran cantidad de casos particulares. Al estar vinculada la aprobación de los servicios con el voto de las ciudades en las Cortes, los privilegiados dejaron de estar implicados en éstas, lo que explica en buena parte la condición de esta institución y sus relaciones con la Monarquía Hispánica, a diferencia, por ejemplo, de otros casos, muy diversos entre sí: el parlamento inglés o los Estados Generales en Francia.

El Ordenamiento de Alcalá preveía la inscripción de los pecheros en los padrones de las monedas y medidas, con objeto de evitar las numerosas formas de eludir su obligación de pagar.

Pechar se entiende cómo pagar impuestos, y existen algunos impuestos con el nombre de pechos o pechas en Navarra y Aragón.

Puede considerársele en su uso extendido como sinónimo de plebeyo, pueblo llano, Tercer Estado o común; y más impropiamente, con la condición de contribuyente, que es la propia del Estado contemporáneo.

Recomendamos:  Corrupcion y Envilecimiento Mudo Parlamento Multinacionales y Politicos

Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , , , , ,

Dejar Comentario