Gobernar o Vivir del Gobierno

nov 28th, 2012 | By | Category: Nacional

Para criticar a los políticos (todos en general) hay que valorar, que gobernar debe ser una cosa muy difícil, por cuanto un individuo que se dedica a la política, por muy inteligente que sea (cosa que es rara por lo que vengo viendo a lo largo de mis muchos años de vida); por muy trabajador y por muchas virtudes que pueda atesorar; tiene que contar con muchos miles de individuos para realizar el gobierno y por tanto, tiene que sucumbir a muchas debilidades, puesto que tiene que pagar favores a esos miles… “y a los menos numerosos, pero que poseyendo el poder del dinero, lo arropan y empujan” y ese buitreo, no es gratuito… ni mucho menos; por tanto en democracia y suponiendo que esto que se nos dice gobernar en España, lo sea… esa dificultad para gobernar, tiene que ser enorme, por tanto para entrar en política hay que tener un valor enorme… o una temeridad y falta de responsabilidad y escrúpulos… enorme también; juzgue cada cual, viendo y analizando, “la carrera o andares”, del que conozca y hallará la respuesta de todo lo que nos asola y esa corrupción, que ya se sale por todas las fronteras de España, incluidas islas, islotes y… “algunos peñones que otros, aislados en el mar”.

¿Qué se puede arreglar todo?… todo lo creo imposible; pero sí casi todo y llevar a los estamentos que gobiernan, sea una pedanía, la mayor capital de España, o los ministerios, incluido el del primer ministro o presidente… a unos resultados, que estamos muy lejos de ver; puesto que por no ver, no vemos ni intenciones de depurar y depurarse; regenerando esta “sopa política”, para que llegue a una verdadera democracia y donde cada cual… “y del primero al último”; responda ante unas leyes que no tienen que diferenciar a nadie; puesto que en una verdadera democracia, no pueden existir ciudadanos de primera y así hasta las categorías de siervos o súbditos… no, reitero; en una democracia tiene que responder de sus hechos, desde el primero al último y si no, pues que renuncie desde el rey al último cargo oficial que pagamos el contribuyente y se dediquen a otros menesteres.

Estoy leyendo discursos de muchos políticos y verdaderos líderes (hoy se le da esta gran denominación a pobres papanatas, que en la vida privada, no hubieran sido capaces, ni de dirigir una frutería) y cuyas palabras, pasaron a la historia política, por sus contenidos y los consiguientes hechos realizados. Esas promesas efectuadas en palabras, muchos las mantuvieron y llevaron a la práctica, aunque a algunos les costara la vida.

Pero es más; (en Francia y por ejemplo) por encima de partidos, regionalismos, separatismos, emigrantes y “la Biblia en pasta”; los discursos terminan con los contundentes gritos siguientes: ¡Viva la República! ¡Viva Francia!

En España (nuestra patria) no hay república, puesto que nos dimos una Constitución que ampara y cubre una monarquía moderna; pero aquí… ¿hay algún político que en el caso que cuento del francés… tenga bemoles para dar los dos gritos equivalentes?… tristemente y es vergonzoso… pienso que no… no hay nadie capaz… seguro que aunque lo piense, piensa que si los grita… “lo capan”. Por no ser capaces, no lo son ni para que la bandera nacional, ondee donde debe, ni que el idioma nacional se emplee como debe ser un primer idioma oficial.

Aquí ni hay sentido patrio, ni verdadero interés por conformar una patria… hoy cuando escribo esto, ha sido reelegido el Sr. Obama en Estados Unidos; en la campaña electoral nos han inundado de informaciones y vídeos, en los que han aparecido los candidatos… y en todos los actos, igualmente aparecieron “mares de banderas estadounidenses”, portadas por todos los asistentes y sin distinción de raza, color, credo religioso o político… y hoy cuando aparece el reelegido presidente, el mismo lleva en la solapa un distintivo que refleja solamente… ¡¡La bandera de las barras y estrellas!! Y antes de este acto final, el perdedor de las votaciones (que las ha perdido por una mínima diferencia) el perdedor (reitero) y públicamente ha felicitado al ganador con una actitud y nobleza que aquí en estos pagos, es totalmente desconocida.

Por otra parte en ese país, como en cualquier otro mínimamente civilizado, los cargos subalternos los ocupan personas idóneas y el aparato administrativo es estable y funciona por sí mismo aceptablemente bien; en España, hay una plaga de enchufados y que entorpecen, obstruyen y dificultan la marcha de cualquier asunto; necesario pues, una administración pública que por oposición ocupe los puestos y sea estatal en todos los sentidos, pero eso sí, supeditada a iguales reglamentos que el empleo privado; no es admisible (hoy) los puestos vitalicios como hasta aquí… un empleado puede ser contratado y despedido por los motivos que sean, pero todos iguales y que alcance a todos y del grado que sea.

Lo que no puede seguir es lo que aquí ha ocurrido en estos devastadores últimos “siete lustros”; que cuando sean recogidos por la historia, serán uno de los peores tiempos de esta desorganizada España, que… “pareciera gozar en su propia auto destrucción”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Tags: , ,

Dejar Comentario