Franco… “lo atado y bien atado” y como nos ataron

dic 17th, 2012 | By | Category: Nacional

Como quiera que ya estamos en una época donde “el ingenio hispano ha de recurrir al chiste, a la mordacidad, a la caricatura y a todo lo que produzca esas sensaciones tan hispanas, cuales son el reírse de todo y de todos y hasta de la propia jeta de uno”; empiezo recordando aquel episodio, en que un individuo del pueblo y paseando en comitiva, ante “la testa o jeta coronada de su rey”; hace ya muchos siglos y en esa “libertad vigilada cual es el carnaval”; sabiendo que aquel rey… “no podía ponerse la corona por cuanto los cuernos que su testa mantenían se lo impedía”… aquel inteligente individuo, pasaba y volvía a pasar ante SM con dos grandes cuernos de buey en las manos, uno lleno de agua y el otro vacío; y al pasar ante la tribuna real cantaba el siguiente estribillo… ¡¡Nunca digas de esta agua no has de beber!! Y mientras cantaba, iba vertiendo el agua del cuerno en el otro y viceversa, mientras reía a mandíbula batiente; forma ingeniosa de decirle cornudo al rey o peor aún… “cornudo consentido”.

Me han contado “un chascarrillo” sobre Franco, al que como viejo que soy, recuerdo muchos de cuando se contaba y en vida del caudillo, el que seguro los sabía, puesto que es lógico que sus más allegados “le informaran de todo lo bueno y de todo lo malo”; incluso tenía confidentes de confianza y que como campesinos (acomodados) en sus días de caza, los hacía llamar y sentados a su lado… aquel general, les hacía hablar de todo lo que ocurría en el entorno del tal; lo sé por cuanto yo llegué a conocer alguno de ellos y creo lo refiero en mi último libro publicado.

En aquellos chistes se le presentaba con múltiples facetas y muchas de ellas hirientes por demás; por lo que había que tener cuidado puesto que con la imagen de Franco, no se podía jugar… como por ejemplo hoy se juega con la del rey o incluso con la enseña nacional, las que son quemadas en la vía pública, ante testigos y con toda alevosía… “y aquí no pasa nada”… entonces sí que pasaba y al que pillaban y le demostraban hechos

Pues bien el chascarrillo que me cuentan de Franco; es el siguiente: Imaginemos al dictador, en el otro mundo y como fiel creyente cristiano y católico, en un lugar de cierto privilegio y donde incluso gozaría de “un balconcillo privilegiado”, para desde el mismo, “observar a su amada patria denominada España”; e imaginemos al caudillo también muy bien informado de todo lo que aquí ocurre y ocurrió tras su marcha “a los cielos en que él creía”; pero imaginemos al mismo “reventando de risa al ver el panorama de principio a fin de la época posterior a su marcha”… y “muerto de risa” exclamar… ¡¡¿Esto es lo que queríais… para esto queríais que me muriera cuanto antes o que me mataran!!? ¡¡Pues nada, buen provecho y que os siente bien!!

Recordemos igualmente aquellos chistes a lo largo de su vida, en le que le denominaban (más o menos pues cito de memoria)… “Paquito el rana”, “Paco pantanos”… aquellos insensatos que así calificaban a aquel buen estadista, no intuían que en la muy seca España, el agua era primordial y que aquel hombre, no hacía otra cosa que continuar con lo que su antecesor y jefe, el también general Miguel Primo de Rivera; proyectó como “Plan Hidrológico Nacional”, que aún hoy está por terminar, pero que gracias a los múltiples pantanos que en la época de Franco se hicieron… “hoy hasta nos podemos duchar diariamente en la seca España, amén de las enormes exportaciones de productos agrícolas que en la antes estéril zona donde hoy se producen, se obtienen gracias a aquellos embalses”… ¿cuántos pantanos o embalses han hecho los actuales mal gobernantes? Hay que reírse (pues) no de los chistes… sino de los pobres diablos que los idearon y lanzaron al consumo de los hispanos.

Cuando fue llegando la hora de la muerte de aquel caudillo; nos anunciaron sus más solemnes palabras de los últimos días y las que según recuerdo fueron las siguientes: “Dejo todo atado y bien atado”.

Pero aquel anciano y pese a su larga vida y experiencias, no conocía al pueblo que había gobernado (bien para unos mal para otros) puesto que aquellas ataduras fueron disueltas aún antes de que… “los gusanos metieran mano a sus despojos”; después fuimos engañados (como siempre lo ha sido el pueblo español) y hoy sí… “hoy sí que estamos atados y bien atados, pero por unas miserias y penurias que nos han echado encima los que le sucedieron y que van a tener atados no sólo a los que hoy vivimos, sino a vete a saber cuántas generaciones más, hasta que sea pagada la monstruosa deuda actual y pueda ser creada de nuevo la riqueza que alguna vez tuvimos los españoles, gracias a unas menos malas administraciones de aquellos gobiernos de los últimos lustros de aquel dictador”; que digan lo que digan y lo digan como quieran; en lo social y económico, les dio a estos… “más que sopas con honda”.

Hoy como en aquellas épocas, los chistes hispanos van proliferando y dedicados a los nuevos caudillillos, puesto que como escribí hace ya treinta años y consta en mi ensayo, “España aquí y ahora” (1ª edición en 1984 y la 2ª en 1985)… “cambiamos una dictadura por mil dictadurillas” y a la vista está, la visita de uno de los actuales caudillitos, visitando Moscú “con sus ministros” y ofreciendo “relaciones internacionales a los que hoy ejercen de nuevos dictadores en Rusia… los que dicho sea de paso… ni le han hecho puto caso”… y es que España sigue siendo… “españa”. Y lo que desde luego no es para echarse a reír, sino más bien… para echarse a llorar.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos: Franco y Olvido  Sobre como nos robaron  El Pan Nuestro

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario