España tierra de conejos y pleitos

abr 8th, 2013 | By | Category: Nacional

Tierra de ConejosLa historia así lo afirma, puesto que desde que se empezó a escribir el nombre de “Hispania”, se le añadió el que era tierra de conejos; cosa cierta por demás y cuya marca “conegil”, la ha mantenido esta tierra hasta el día de hoy; si no que se lo pregunten a los agricultores y lo que estos roedores inciden en muchos de sus cultivos y pese a la enorme cantidad de cazadores que cada año los cazan en cantidades industriales.

Lo de los pleitos vino después, pero también debe ser “de antiguo”, puesto que las múltiples tribus aquí asentadas, no se llevaron muy bien que digamos (cosa que igualmente “se sigue conservando” con gran devoción) y los pleitos entre ellas deben ser tan viejos como “lo de los conejos”.

Así y desde aplicarse mutuamente “la ley del talión” (pasándose a cuchillo) hasta llegar a estos tiempos, donde el “modernísimo tribunal constitucional”, interviene hasta en cosas incomprensibles; aquí los pleitos aparte de ser abundantísimos, se hacen cuasi “eternos” y por causas comprensibles o incomprensibles, dependiendo de “dónde soplen los vientos y quién o quienes sean los que soplan las furias de Eolo y quienes tengan que aguantarlas”… “Al enemigo ni agua”, es una piadosa acción, muy común en “ésta tierra de conejos”.

En lo que afecta al común del pueblo (siempre indefenso y pagando todo el gasto en todas las tribus) conozco el caso, de un súbdito, al que se le expropia (municipalmente) un raudal de agua potable, que su ayuntamiento vende hoy, cuasi al precio de la leche de vaca… el que empezó a reclamar su propiedad nada menos que en 1979 (“un año después de aprobarse esa constitución que dice que todos los españoles semos iguales ante las ley”) y hasta hoy, esos papeles están estancados (ya el súbdito los va dando por perdidos y con toda impunidad) en una mesa judicial; y de allí no se mueven por nada del mundo; por lo visto cuando se resuelva el pleito, al damnificado lo tendrán que citar, enviando una citación judicial a… “san Pedro”, donde se encontrará posiblemente el citado súbdito, al que ya “su agua y su ayuntamiento”, le van a importar, “dos pares de cojon…cios”. Por lo que se habrá ido al otro mundo, “satisfechísimo de la justicia española y todas sus puñetas”.

Y si he empleado la palabra semos, es por cuanto la que le sustituyó muchos siglos después (somos) la considero fuera de lugar por lo que digo, del tiempo “eterno” para resolver, algo tan claro como el agua confiscada y no pagada. Aquí y desde antes de los tiempos de Hispania, lo que impera es la ley del embudo; o la del más fuerte; esto aquí es crónico.

Por todo ello aquí el mediador (luego abogado) es un oficio que ha tenido mucha aceptación, sencillamente porque aquí, para cualquier cosa necesitas un mediador, ya que hasta las relaciones “contractuales” con la que se dice “administración pública”, que es tiránica por demás (incluso en la liquidación de impuestos); son tan terriblemente enrevesadas, que “hay que estudiar una carrera de especialista”, hasta para pagar los impuesto que dicho sea de paso, han llegado a ser confiscatorios y por aquello de… “la ley del más fuerte”. Por ello y aparte de pagar impuestos, tienes que pagar “a un gestor”, que sepa redactar los imposibles documentos que para cualquier cosa, hay que rellenar en… “la españa, españilla o españistán… de los conejos y los pleitos”.

Aquí hasta existe el incalificable “elemento”, que dentro de la política y cobrando sueldos que no merece; hace de “conseguidor”, previo pago de la comisión o soborno oportunos y que pueden ser hasta, del más bochornoso de “los pelotazos” (palabra famosa en españa) y que haga rico al más tonto de los parásitos que estamos pagando, aquí… “desde antes de Viriato”.

Por todo ello aquí se dice (creo haberlo leído en alguna parte y hace mucho tiempo) que hay más abogados que en toda Europa y supongo que igualmente abundantes serán los gestores de todo tipo de “papeleos”.

Y debe seguir siéndolo por cuanto la noticia que estoy leyendo en este momento lo confirma, pues dice así. “Un país de pleitos”: La judicialización de la vida española es tan intensa que sólo en Madrid hay más abogados que en toda Francia”: 65.000; lo afirma en ABC del 15-12-2012; Ignacio Camacho”, el que nos ofrece una serie de pormenores en un buen artículo, que en realidad da bochorno leerlo, por cuanto dice y se puede deducir por cuanto sabemos e imaginamos.

Hubo una vez (no recuerdo referencia de otra) una escuela en la antigüedad, que “sólo enseñaba al hombre a ser hombre… y a la mujer a ser mujer”; enseñada “esa carrera”, ya el Maestro, les decía que a partir de ese momento, ya podían dedicarse al oficio que desearan para buscarse la vida y ser útiles a la sociedad. Pero también al despedirlos les decía… “Si cuando andéis por la vida, llagáis a una república donde son muy abundantes los abogados y los médicos… pasad de largo y no entrad en ella… allí tanto las cosas del cuerpo como las del alma, van muy mal”.

El Maestro y que duda cabe, fue Pitágoras… ¿Si hoy viviera aquel gran Maestro y conociera esta tierra de “conejos y pleitos”, qué les diría a sus discípulos? Sonriamos con tristeza y dejemos correr nuestro propio intelecto imaginándolo, nos quedaríamos cortos.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Lo Imposible…  Servirse del?  España…

Otras recomendaciones:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario