El retiro de la nueva nobleza

feb 9th, 2013 | By | Category: Nacional

Retiro de la NoblezaNunca entendí aquellos pomposos nombres de… “sangre azul y nobleza”; primero por cuanto luego supe que una sangre que no tenga el color rojo propio de la misma y los componentes necesarios como la vitalidad de un cuerpo necesita; simplemente es una sangre enferma, cuando no podrida… así es que imaginemos lo que sería “una sangre de color azul”. Tampoco me convencía aquello de “nobleza”, puesto que en esa clase así denominada se daban, los más grandes latrocinios que ocurrían entre esa especie de mamíferos a la que pertenezco; latrocinios que llegaban al asesinato “fraterno” entre miembros de “la misma sangre” y los que se mataban entre sí, por herencias y ambiciones incalificables… puesto que aquellos grandes patrimonios, en sus orígenes, simplemente estaban amasados “en sangre inocente y en expolios debidos a la ley del más fuerte, el que tras arrasar y matar lo que fuese –incluso empleando el sistema de “tierra quemada”- se apoderaba de todo… y al decir todo, digo todo… puesto que eran dueños de vidas y haciendas y con tribunal propio para juzgar a sus siervos o esclavos, los que dependían muchas veces… “del estado de ánimo de sus dueños o del dolor de tripas que padecieran en cada momento”.

En la Revolución Francesa, pretendieron (“ilusos”) acabar con todo aquello, pero al final… “parieron a un emperador”; y tras “la rancia nobleza”, lograr acabar con aquel que era “innovador”; volvieron “los de siempre” y clavaron sus estandartes donde siempre estuvieron. En España sabemos mucho sobre ello, puesto que desgraciadamente, derrotado Napoleón, nos vino el peor de los reyes de la nobleza y que la historia recoge con el denigrante calificativo del “rey felón”… y cuyo nombre me niego a escribir hoy… pues tras de él, vinieron tantas calamidades… “que aún se ciernen sobre nuestras cabezas, intereses, e incluso propiedades”.

En cierto modo, hasta entonces o por aquellas épocas… “el que conseguía un buen feudo o unos cuantos de ellos”; tenía que arriesgarse para conseguirlos, y la prueba la tenemos en el mismo Napoleón, que al final (y no atreviéndose a asesinarlo en una plaza pública) lo aíslan en una muy apartada isla del Atlántico y allí dicen que muere… aunque la opinión más extendida es que fue envenenado, como también hicieron desaparecer a su único hijo legítimo (dijeron que por enfermedad) puesto que… “había que hacer desaparecer la sangre dinástica, por si renacía otro nuevo Napoleón en ella”… el que luego reinó con tan gran nombre, no le llegó al “Gran Corso”, ni a las suelas de sus últimas botas… y digo últimas, puesto que debió gastar unos cuantos pares, en su batallar por el mundo.

¿Desaparecieron “las noblezas” y sus beneficiarios? ¡No, ni mucho menos, siguen existiendo! Y sin ser la Británica, que al decir del último rey de Egipto (Faruk) y antes de ser destronado por aquel famoso coronel (Nasser) ya sentenció… “En un futuro no muy lejano, en el mundo quedarán sólo cinco reyes… los cuatro de la baraja y el de Inglaterra”… siguen existiendo si bien se apoderaron de ella, los plebeyos en mayoría (entre ellos algunos hay de “la nobleza antigua”) los que organizados en los modernos… “ejércitos de la política y al igual que aquellos otros, haciendo leyes a su medida y empleando siempre, igualmente como aquellos, la ley del embudo, dictaron y siguen dictando, el destino de los pueblos, a los que emplean simplemente para sus fines, que como aquellos anteriores, simplemente es para hacerse muy ricos, poderosos al máximo y quedar impunes ante todo y sobre todo”. Además muy pocos mueren “en acto de servicio, cosa que antes era frecuente puesto que eran asesinados muchos de ellos”.

Estoy escribiendo esto, en los días en que a unos políticos que han robado dinero a manta, en Cataluña; hacen un pacto con el fiscal… les condonan unos años de cárcel que seguro les caerían encima… y simplemente realizando “el bizcocho legal”, consistente en devolver una parte de lo “derivado, robado, camuflado, malversado, o lo que fuere”… y todo solucionado… ¿Pero cómo se puede pactar un delito codificado y escrito en una ley nacional? Si ello es así, no tenemos ley que sea digna de así ser denominada; y como eso es “el pan nuestro de cada día”; pues imagine el que tenga imaginación hacia donde le hacen caminar a un pueblo así manejado.

Por descontado que aquí no dimite nadie… vivo… y menos que nadie el gran cara dura nacional, que se conoce como José Antonio Durán y Lérida, el que pese a que lo prometiera en su momento (“el proceso ha tardado la friolera de tres lustros o más”) ahora dice que “naranjas de la China, que él se considera inocente”. Por otra parte, los que gobiernan ahora y como anticipo, ya le perdonaron “a otros miembros de igual partido”, que condenados a cárcel, ni han necesitado fianza, ni otros menesteres… para ello se empleó la vía rápida del indulto y “todo solucionado”.

También estoy leyendo mientras escribo, lo que sigue… “Los privilegios del expresidentes autonómico José Bono – Una oficina de representación, dos secretarias y un chofer. Castilla La Mancha destina cada año 160.000 euros a mantener el despacho de su exmandatario”. Todo lo escrito ocupa la portada del diario ABC del 08-01-2013; y la mayor parte de la misma, con una gran foto, del “beneficiario”, el que con más cara que “San Alejandro”; muestra esa faz cínica con la que siempre sale a escena y en la que como si fuera de cemento, elude todo lo eludible.

Este es uno más que aparte de eso que el diario dice; recibe una paga vitalicia principesca… y además tiene una notable fortuna, la que han tratado de buscarle justificación y al parecer no se la encuentran… ¿tendrá mucho más en el extranjero? Quien sabe padre.

En el mismo diario y al día siguiente (09-01-2013) y cubriendo toda su página cinco y a todo color, aparecen, “las caras” de otros tres “honorables presidentes virreinales” (estos de Cataluña) y que son Pujol, Maragall y Montilla… los que igualmente están cobrando pagas vitalicias también principescas, y a los que la también quebrada economía catalana, les está costeando oficinas y anexos, que cuestan sólo de alquiler, la friolera de 153.000, 127.000, y 97.800 euros anuales, respectivamente. Añadan a todo ello, empleados, guardaespaldas, coches y así… “hasta la goma de borrar que necesita cualquier oficina” y nunca sabremos lo que en realidad, cuestan, estos “muy nobles y muy honorables” individuos, al sudor y trabajo de los catalanes… y ahora del resto de españoles, puesto que el gobierno central, les está transfiriendo dinero “a camiones”, para que puedan pagar las nóminas de hasta… “los barrenderos”.

Lo que cito, es “sólo la punta del inmenso iceberg que cubre gran parte de esta siempre indefensa España, la que pareciera no tener solución”.

Mientras aquí en el resto de España, las cosas van de mal en peor y no necesito extenderme más… “simplemente que los interesados pidan informes a Cáritas, a los Bancos de Alimentos y demás organizaciones no gubernamentales, que están quitando el hambre y vistiendo, a ni ya sabemos cuantos, de esos seis millones de parados y ni sabemos cuantos que ya viven en una pobreza, impensable en España, hace sólo un lustro… todo ello, “gracias a esta nueva nobleza, de sangre roja (“se supone”) pero con iguales ansias y defectos de aquella que padecieron nuestros antepasados”.

¿El Gobierno con mayoría absoluta y pudiendo legislar como le de la gana y más si lo hace con justicia?… “pues muy bien no hay más que verlos cuando salen a contarnos sus cosas y lo bien que lo hicieron y lo están haciendo”. Pareciera que viven en… “el espacio sideral y sin necesitar el oxígeno terrestre”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Estado  Honorable  Entender

Tags: , , , , , , , , ,

Dejar Comentario