El poder corrompe y a la vista está

feb 11th, 2014 | By | Category: Nacional

El Poder corrompeY ello lo notamos simplemente fijándonos desde en lo más cercano hasta lo más lejano, analizando simplemente lo que se descubre y publica; imaginemos lo que debe haber oculto y que más adelante saldrá, o permanecerá oculto y olvidado por cuanto los corruptos supieron hacerlo de forma que quedase así.

El poder corrompe y mientras más se corrompe el poder, mucho más indefensos quedan las masas que este poder no gobierna ya, simplemente las sojuzga y somete a los dictados y caprichos que de este podrido poder… emana.

Las consecuencias son terribles, puesto que corrompido el poder (o las cúpulas de poderes varios) las bases se van corrompiendo, por asimilación o por autodefensa y de la forma que pueden; pero todo ello, al final lleva a la destrucción social y que llega hasta destruir la civilización, tal y como y por ejemplo, ocurriera en el imperio romano.

¿Y por qué ocurre ello? El proceso más largo o más corto, deduzco que es el mismo, puesto que… “Surge primero el hipócrita y embustero, luego el cínico, que le da igual lo que digan y por último el dictador o tirano que ya amoral, impone su ley y hace lo que le da la gana; o sea lo que hicieron, Nerón, Calígula, Tiberio, Heliogábalo y otros depravados de la historia y que llegaron a ostentar un poder tiránico y al amparo del cual, desarrollaron todos los bajos instintos que poseían y así nos lo cuenta la historia.

En Roma se llega a tal grado de degeneración, que se obtiene el cesarato por subasta o por imposición de la propia guardia pretoriana, que para que ésta pueda seguir existiendo, tiene que existir un césar que la justifique y mantenga… de ahí hacia abajo, imaginemos todo lo que ocurriría en aquella decadencia; y desde la omnipotencia y luminosidad de una república, luego imperio, que dominó “y civilizó” a todo el mundo denominado occidental.

De aquella Roma y de la que hoy sólo se aprecian unas muy deterioradas ruinas; desapareció todo y quedó reducida a una “obscura o tétrica población”, que lentamente pudo recuperarse, gracias a que allí, se instituyó la central del cristianismo y éste, se fue imponiendo por gran parte del mundo; de no ser así, estoy seguro que ni existiría la Roma que aún sigue siendo una importante urbe en este pobre mundo.

Pero “las corrupciones siguieron” y ni las prédicas del propio Cristo, sirvieron para impedirlas; las historia está llena de ellas y hay montañas de libros que nos las reflejan, e incluso en los tiempos “modernos”, las hemos podido ver (resumidas) en grandes películas u obras de teatro; y es que el hombre “somos” lo mismo que entonces; sólo que en aquellas épocas iban a pie, en litera o en incómodos vehículos… y hoy hay muchísimas más comodidades y por ende, muchos más medios para satisfacer los apetitos humanos y que no son sólo, el poder y el dinero… “si bien estos ingredientes siguen siendo necesarios para obtener todo lo demás”.

Y lo acabamos de ver (mejor dicho intuir, “pues quién sabe lo que hubo en las fiestas del moderno romano”) en el juicio y condena al famosísimo ex presidente italiano Berlusconi; condenado por “una nimiedad”, como hoy puede considerarse el trato carnal con menores de edad; que en este caso (intuyo o imagino) eran consentidoras de “esos tratos”, puesto que y como dijera para la historia, otro famoso “sinvergüenza mundial”… “En este mundo todo se compra con dinero… y lo que no se compra con dinero… se compra con más dinero”.

Y como arriba cito a cuatro “famosos” emperadores romanos; reproduzco algo de la historia del último de ellos; que vivió siglos después de los tres primeros… e inexplicablemente, el imperio romano, sobrevivió a este degenerado, otros cuantos siglos después… o sea, que instituida la corrupción y degeneración… “los pueblos sometidos, resisten y aguantan todo cuanto quieren los que infelizmente terminan siendo sus implacables dueños, que los emplean igual que se emplea al ganado”.

“Quién podía soportar a un príncipe que ofrecía a la lujuria todas las cavidades de su cuerpo… Llegó al extremo de no ocuparse de otra cosa en Roma que de tener emisarios cuya función era buscar exactamente a los hombres mejor formados para sus abyectos gustos e introducirlos en el palacio, para que él pudiera gozarlos. Además se complacía en hacer representar la fábula de Paris; él mismo desempeñaba el papel de Venus, y dejando caer de pronto su ropa a los pies, completamente desnudo, con una mano sobre el seno, la otra sobre las partes genitales, se arrodillaba y, alzando la parte posterior, la presentaba a los compañeros de libertinaje. También se arreglaba la cara como se pinta la cara Venus, y cuidaba que todo su cuerpo estuviera perfectamente liso y brillante, ya que estimaba que lo mejor que podía ofrecerle la vida era ser considerado digno de satisfacer los gustos libidinosos de la mayor cantidad de hombres posible. Lampridio citado por Artaud en Heliogábalo…”.

Hoy ya nadie discute el que “las sociedades actuales y humanas”, están en retroceso preocupante y pese “a las luces de bengala”, que representan tantos “adelantos y juguetitos electrónicos”, que los nuevos poderes del mundo, proporcionan a las modernas “chusmas o plebes”. Las corrupciones y degeneraciones sólo con analizar las que llegamos a saber ya dan repulsión y asco… ¿qué nos espera en el porvenir? ¿Surgirán los verdaderos Hombres y Mujeres regeneradores y que logren ello? Yo y por más que me quiero afianzar en esperanzas lógicas, no veo brotes que indiquen esperanzas a corto plazo… puesto que nos han querido “engañar miserablemente” con el entierro del último líder mundial… Nelson Mandela, pero silenciando la gran corrupción que este “elegido por los dioses”… deja tras de sí, allí donde nació y murió y en el resto del mundo… “muchos de sus corruptos promotores y mantenedores, no se les cayó la cara de vergüenza para ir a pie de muerto… a cantarle sus loas”.Amén

NOTA: Acabado de escribir este artículo; mi nieto Pedro que ayer cumplió 17 años; me visita y viéndome escribir me recomienda esto: http://www.youtube.com/watch?v=1uZpnNa6ilw   ARTURO PEREZ REVERTE “RADIOGAFÍA A LA CRUDA REALIDAD DEL HOY”. Pido a Dios que existan hoy muchos “hombrecitos” que se fijen en estos discursos y que de ellos agarren fuerzas e ideas para conseguir un mundo mejor; vean y oigan… y juzguen ustedes.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos: Miedo  Politica de Verdad Sin Gobierno ni Oposicion

Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario