El miedo de los banqueros y la maldición de Jefferson

dic 14th, 2012 | By | Category: Opinion

Quienes siguen mis artículos saben que hace ya bastantes años, vengo denunciando los abusos bancarios y la indudable connivencia de banqueros y políticos; puesto que sin ella no hubiese podido ocurrir el gran desastre que nos han echado encima y que se denomina “la gran recesión” que padecemos. Y la padecemos por cuanto “el banquero” (no echemos la culpa a los bancos pues como tales no tienen culpa alguna ya que son muebles inertes) ha logrado “el milagro bíblico de la multiplicación de los peces” y ellos, por esas truculencias que les permiten, logran el que un euro (dólar, libra, etc.) se multipliquen por muchos; y al hacerse descontroladamente, surgen lo que dicen “burbujas”, que para mí no son otra cosa que estafas premeditadas con todas las alevosías inimaginables, pero que mientras funcionan permiten a “esos buitres sin conciencia ni escrúpulo alguno y los que llenos a rebosar de una avaricia enfermiza”… el acumular capitales inmensos, que sabiéndolos retirar al tiempo justo, los sitúan en paraísos fiscales y dejan la desolación tras de ellos para que la resuelvan otros”… caso que estamos viendo inertes o impotentes, puesto que tras esos delitos incalificables, luego después es el dinero público (el de usted y el mío también) el que tiene que ir cubriendo la devastación que “éstas alimañas” han dejado tras de sí.

Y para mayor indignación, los culpables no responden de nada y además, siguen estando en los puntos de decisión y donde siguen disponiendo lo que hay que hacer; lo que ya es algo que no hay palabras para definirlo o denominarlo.

Se ha cumplido (pues) una vez más, la maldición de aquel buen estadista y que pese a la claridad con que lo manifestó, ocurre una vez y otra y tantas más, que asombra; pero que ya digo, siempre por cuanto la connivencia entre banquero y gobernante sea realizada… la maldición fue la siguiente y han pasado 210 años ya.

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”. THOMAS JEFFERSON, 1802.

Y es lo que ha pasado en España y fuera de España… y lo que aquí, ha terminado con varios suicidios que se sepan y vete a saber los que ocultos quedan; cuando todo ello pudo haber sido evitado, simplemente con un control férreo de todos los comerciantes del dinero, que como el comerciante de naranjas (por ejemplo) “compra naranjas o dinero y tiene que vender las naranjas o dinero que ha comprado”; pero por esas argucias, tejemanejes o delitos camuflados y que se le permite a los comerciantes del dinero, es por lo que ha ocurrido el desastre actual… y ahora, tanto políticos como banqueros, asoman con… “esas hipócritas piedades y sentimientos de condolencia, cuando el daño ya está hecho y los muertos enterrados”, que a ellos les importan dos “cojoncios”… pero han de mostrar “sus falsos sentimientos por el decir de las gentes”, que si profundizan un poco, sólo un poco… “los dejan en cueros vivos”.

Pero como “los comerciantes del dinero” han logrado la cuasi impunidad en que actuaron y actúan (“cosa que en el régimen anterior no pudieron puesto que la dictadura los tenía atados y bien atados” y lo que ya he desarrollado en varios de mis artículos que pueden ver en mi Web) y con nuestro dinero, han sabido “comprar todo lo comprable”; no ha habido ni políticos, ni prensa, ni “otras muchas fuerzas vivas”, que digan ni pío… ¿y por qué no lo hicieron? Sencillo… “todos y de alguna manera están atados a estos comerciantes por débitos o perdones y es claro que no pueden dar bocados a la mano que los alimenta”.

Pero afortunadamente no controlan ya todo y es por lo que quedan algunos que informan y denuncian como en verdad debiera hacer el que se dedica a la información y al periodismo (tan prostituido). Les copio algunos párrafos y les dejo la dirección, puesto que el informe-denuncia cuenta con media docena de folios… “que arden vivos y los que por ello mismo debemos difundir al máximo”: Veamos.

 “El honor perdido de la banca española y la necesidad de acabar con los abusos de bancos y banqueros: Jesús Cacho (Vozpópuli 18-11-2012): http://www.vozpopuli.com/nacional/17337-el-honor-perdido-de-la-banca-espanola-y-la-necesidad-de-acabar-con-los-abusos-de-bancos-y-banqueros  Conceptos tales como el honor no existen en el negocio bancario, regido por la suprema ley del beneficio. Tampoco la vergüenza, una virtud moral que el banquero pierde en cuanto pone pie en la sala del Consejo de Administración. Sí, existe, en cambio, el miedo, la más temible de las humanas pulsiones. La banca española se ha asustado mucho tras la conmoción social provocada por los suicidios ocurridos en el momento de proceder al desahucio de algunas familias que no podían seguir pagando la hipoteca. Testimonio, uno entre mil, de un empleado bancario: “Nos citaba el jefe de zona y nos echaba la bronca, muy nervioso, porque el BBVA o el Santander o quien fuere había concedido un 10% más de hipotecas que nosotros el mes pasado y eso no podía ser, que si estábamos dormidos…” Había que presumir de beneficios, maricón el que bajara del 20% anual, y uno hubo que hizo de los 10.000 millones una especie de tótem al que rendir pleitesía. Cuando la crisis ya era una evidencia, muchos de ellos, particularmente en el subgremio de las Cajas, se apresuraron a llevárselo crudo con indemnizaciones y jubilaciones millonarias, en un ejercicio de latrocinio colectivo sin parangón conocido. No se sabe de nadie que a estas alturas esté en la cárcel”.

Hay mucho más, pero con la muestra es más que suficiente, el resto lo pueden leer en la dirección que les dejo… “sólo nos queda esperar la reacción de los más responsables de todos, los políticos y que lo son por cuanto ellos son los que detentan el poder… simplemente que lo demuestren y nos hagan justicia, dejándose ya de discursos absurdos o idiotas y que nadie cree hace ya mucho tiempo”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:

Leyes Inexorables

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario