El capitalismo… ¿el menos malo de los sistemas?

dic 28th, 2012 | By | Category: Cultura

CapitaslismoNacido en un trágico año de guerra civil española (1938) y por tanto en los preludios de lo que luego fuera la más terrible confrontación humana en guerras que asolaron gran parte del mundo y que históricamente se conoce como La II Guerra Mundial; he sido testigo personal de la peor de las confrontaciones guerreras cual es la fratricida guerra civil, la que si cruenta es en sus efervescencias, peor y más sádica lo es en el posterior período de paz… que no lo es en absoluto, salvo para un sector privilegiado del bando ganador.

Mamé pues, desde los pechos de mi madre (afortunadamente fui amamantado largamente) los efectos de la guerra, que luego experimenté de niño, adolescente e incluso ya hombre bajo el férreo control de la dictadura del General Franco, el que según pienso y por miedo al comunismo, tuvo a España en un puño, hasta cuasi su período de senectud y muerte… en que el miedo que nos inculcó era la vuelta del comunismo. Por ello no dejaba paso a nadie que descendiera de algo que recordase aquel sistema y por ello mismo tenía vigilados hasta los descendientes de  aquellos que ya muertos, poco podían incidir en la marcha de la vida que tras ellos dejaran… aunque quién sabe la influencia de los muertos sobre los vivos.

Pero menos mal que Franco, dejo marchar al capitalismo que le fue afín y gracias a ello y a los millones de desheredados, que trabajamos duro y sin apenas remuneraciones más que para ir viviendo; se produjo el mal llamado “Milagro de Franco”, que no lo fue… y pese a Franco, muchos españoles logramos hacer fortuna… “a él lo que le preocupaba de verdad es que no fuéramos comunistas ni de izquierdas”… o con Franco, o con nadie… salvo con el capital, aquel que pudiera acceder.

En este sentido demostró mucha más inteligencia que el comunismo, pues a su muerte quedó una España rica y con una enormidad de clases medias y de pequeñas y medianas empresas, que fueron la realidad de ese mal denominado milagro y a lo que hay que sumar, las remesas de los millones de emigrantes españoles y las enormes cantidades que aportó el Turismo  que vino a una España, muy económica en precios y totalmente controlada por el régimen del dictador, lo que proporcionaba una seguridad envidiable y donde no importaba “dejar las puertas abiertas, por cuanto ladrones de calle había bastante pocos”.

Debido a mi fecha de nacencia y hechos posteriores, soy (hoy así me considero) un hombre privilegiado por la vida, puesto que ese duro caminar que me reservaba el porvenir, me hizo ser un buen observador de todo cuanto me rodeaba y desde bastante antes de saber leer y escribir. Sí; pues a través de la propia vida, el cine y los periódicos, la radio y luego la televisión, fui documentándome de que en realidad todo el siglo en que había venido a nacer… en esta Tierra, lo común era la guerra y la destrucción, pues en realidad… ¿desde antes del pasado siglo hasta la fecha en que hoy escribo… ha faltado la guerra en múltiples lugares del mundo? ¿Y por qué fueron estas guerras?… simple, por dinero y poder, que es lo mismo.

Y todo ello me hace considerarme hoy como un hombre rico… rico en experiencias humanas, que no las considero excepcionales ni por tanto me considero víctima de nada… yo cómo tantos otros millones, vinimos a vivir una vida que era nuestra y por mi parte la asumo, con toda la entereza de que soy capaz y la acepto sin ningún resentimiento a nada ni a nadie… Dios lo quiso y como creyente que soy, simplemente digo amén… pues poco me queda que estar aquí, presiento… por mi edad y mi estado físico, “las heridas que sufrí hace mucho que cicatrizaron y si bien miro esas cicatrices, pero ya digo… eran para mí y las asumí sin odio ninguno”.

Aquella riqueza a que yo accedí, fue primero, el ver desde muy niño, el que aquí en este mundo y tal como yo lo veía, podías querer ser algo o alguien, pero que procedieras de donde procedieras, para ello necesitarías imprescindiblemente el soporte del dinero, con él quizá podrías llegar a ser algo… sin él, estabas condenado a no ser nada, puesto que la generosidad humana y fuera de tu propia madre y familia (no toda) es bastante escasa y te encuentras sólo en todo lo crucial con que te tropiezas en la vida.

Necesario el capital y saber dominar el miedo… ese miedo que generalmente acompaña al ser humano desde que nace hasta que muere; o sea… el miedo a no llegar a tener lo que crees, vas a necesitar y luego cuando ya lo tienes o crees tenerlo… el miedo a que se pueda perder lo que tan difícilmente has conseguido. Este segundo miedo algunos, lo solemos perder, pero cuando ya se llega a viejo.

Pero yo iba a escribir sobre el capitalismo y el comunismo… sí, pero era necesario éste preámbulo para explicar la visión del espectador, perplejo que no sorprendido, por el comportamiento de una humanidad siempre en guerra y a mi entender, siempre bajo un mismo motivo o fin… que unos atesoren mucho (muchísimo) más que los otros y aunque ello haya de serles arrebatado sobre la base de la guerra… a sangre y fuego. So pretexto de que un sistema iba a liberar al hombre de lo que por el otro padecía desde tiempo inmemorial. Y si bien algunos logros hubo, pero el tiempo va marcando nuevos hechos y se vuelve a esa especie de rueda de la vida, que gira y gira cambiando los escenarios pero produciendo hechos si no iguales, pero sí terriblemente parecidos, pues siguen siendo “los mismos actores en escenarios diferentes”.

El comunismo hoy cuasi desaparecido, termina dejando empobrecidos cuando no destrozados a los pueblos que dominó y sólo se salvan los grupos o individuos, que en realidad dominaron el sistema, que no era otra cosa que una nueva forma de capitalismo; donde los privilegiados disfrutaban de las mieles del capital y al resto le dejaban las migajas o a lo sumo, lo estrictamente suficiente para que fuesen vegetando… ya que fuera del sistema no había nada.

Lo extraño es que aún existan regímenes comunistas o partidos que se denominen así, pues la realidad es que todos van en busca del control del capital que exista y proceda de donde proceda, para disfrutarlo en esas camarillas que precisamente se forman para ello mismo y curiosamente es igual en los dos sistemas opuestos, puesto que ya lo dije… la meta final es el control de la riqueza en su más amplia expresión y por tanto del consabido egoísmo humano.

Pero de los dos sistemas que existen o hemos conocido (los de tipo religioso, suelen ser similares, pues se jerarquizan y a la vista está quién es el que mejor vive dentro de lo que hay de riqueza en el mismo)… podíamos preguntarnos, entonces… ¿Cuál es el peor de los dos sistemas, el comunista o el capitalista?

A la vista está… y hablo por cuanto se decanta de lo que está ocurriendo en la viejísima China (antes imperial, luego comunista y ahora capitalista). Puesto que China, una vez recuperado hace unos años Hong Kong, lo mantiene y acrecienta como centro capitalista mundial, antes ya se ha abierto para que empresas capitalistas se instalen dentro de su inmenso territorio. Hace muy poco incluso se ha celebrado allí, ese hecho fatuo cual es elegir a la mujer más extraordinaria físicamente, para convertirla en “miss mundo”; y más recientemente, el mismo día en que escribo leo en la prensa internacional lo siguiente… La Constitución China protegerá a los empresarios y la propiedad privada (se borra así el viejo, y ya en desuso, concepto comunista de separación de clases y se acoge a los sectores empresariales y capitalistas chinos – el Partido Comunista propone oficialmente el cambio de la Carta Magna – La moneda china podría fijarse en relación con otras diez divisas; las más importantes del resto del mundo[i].

Queda pues bastante claro, cual es el mejor… “o el menos malo” de los sistemas económico sociales de que dispone el hombre en la actualidad; lo que nadie entienda ensalzar mucho al capitalismo extremo, cual es ese al que yo denomino cómo el “verdadero terrorismo mundial, cual es el terrorismo financiero” y que es en realidad una inmensa masa de capital internacional, que sobre la base de la especulación más dura y cruel que se conoce, simplemente va aumentando su potencia y arruinando todo lo que coge por delante, puesto que, el capital especulativo nada produce… el capital empresarial, sí… por tanto eso es lo que hay que corregir del capitalismo crudo y duro y ello se hace, haciéndole contribuir con impuestos equitativos a sus ganancias, cosa que se viene pidiendo desde hace largo tiempo y a lo que le puso nombre y apellidos un premio Novel, ese impuesto se denominaría… “Tasa Tobin”.

Esperemos que de verdad, se vaya llegando a un verdadero orden mundial, donde y para que sea distribuida la riqueza de forma racional, no sean necesarias más guerras, que las estrictamente necesarias para eliminar el gran “bandidaje que existe en el mundo”. (Escrito el 24-12-2003… “creo se podría escribir hoy mismo… ¿o no?) Analicemos cuanto sigue, para afianzarnos más en bases positivas Mercadona: el buen gobierno corporativo consiste en crear 8.200 puestos de trabajo, y todos fijos: La firma de supermercados Mercadona, que preside Juan Roig, ha creado en 2003, 8.200 puestos de trabajo. De esta forma, la plantilla de Mercadona alcanza ya las 43.000 personas, y todas ellas con trabajo estable. En un año, se han abierto 101 nuevos establecimientos, hasta un total de 770 tiendas. Y en los pocos casos en que se ha cerrado un local, se ha recolocado a los trabajadores. Por lo demás, la firma se ha empeñado en que se trabaje “a no más de diez minutos andando” del domicilio del trabajador. El salario de enganche, es decir, el salario mínimo inicial para un nuevo contratado es de 872 euros netos (145.000 pesetas) al mes por catorce pagas, aunque se ofrecen primas según cumplimiento de objetivos. Roig afirma que el mejor gobierno corporativo, o el mejor compromiso con la sociedad, consisten en la creación de estos puestos de trabajo, así como en la inversión permanente. En 2003, los accionistas (la propia familia Roig) sólo repartió un 10% del beneficio obtenido, mientras que dedicarán a inversión (y sin deuda bancaria) 450 millones de euros (75.000 millones de pesetas) en 2004. Por el momento, nunca han necesitado realizar un expediente de regulación de empleo (ERE).uros (7

Capitalismo y lo pernicioso de sus administradores: el capitalismo en sí mismo no es malo, puesto que el individuo inteligente que logra crear riqueza y por tanto capital; lo crea para sí mismo pero también para los demás; puesto que después de muerto su obra creada queda. lo pernicioso del capitalismo es el descontrol que ha llegado a tener, la especulación feroz de los buitres que nada crearon y nada crean, pero que llegando a administrarlo con toda impunidad, crean las enfermedades sociales que padecemos.  (AGF en un foro en internet el 13-03-2007)

Antonio García Fuentes  (Escritor y Filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos: Huelga   Robos   Trabajadores

Tags: , , , , , , , , ,

Dejar Comentario