¿Donde estas el dinero?

dic 18th, 2013 | By | Category: Economia

Donde esta el dineroLo suelo comentar con gran jocosidad… “No se conoce noticia alguna de que al dinero le pegasen fuego y desapareciera en forma de grandes hogueras y pestilentes pavesas que más que al cielo irían al infierno”. Por lógica el dinero (“el verdadero dinero y no las anotaciones en cuentas bancarias”) está en los paraísos fiscales, en escondites fabulosos de los que habiéndolo obtenido de forma fraudulenta y “en cantidades industriales o delictivas”, no quieren que se sepa donde lo tienen escondido… y “el resto de mortales” que aún pueden ahorrar, pues lo tienen dónde creen que está más seguro, o sea en las cajas de ahorros y los bancos; los que si bien (muchos de ellos) están en precario, pero como el sistema monetario hay que sostenerlo como sea, aún gozan de, “esa seguridad que sin serla es lo más seguro que hay”.

De ese ahorro del pueblo, si es que le dan algún interés monetario al que lo ahorra, es tan miserable que no merece la pena referirlo; a la mayoría es que aún “les cobran gastos”, por haber llevado el dinero al banco o caja y además, “le piden que les quede agradecido al comercio del dinero” (“lo de entidad es que me hace reír mucho”). Dinero que como todo, estando inactivo se deteriora y en este caso concreto del “dinero del pueblo”, se desvaloriza cada vez más y por causas que el más tonto las debe ver. Aparte

Pero el dinero que se genera y que va a los comercios del dinero o a las insaciables arcas del Estado (no olvidar que Estado es hasta el último municipio y su administración), ese dinero es absorbido por una especie de vórtice (centro de un ciclón) el que como fuerza absorbente incontrolable, se lo chupa todo y lo hace desaparecer de la circulación; o sea que ese dinero es secuestrado y no produce beneficio alguno… Y de ahí todo lo que padecemos; puesto que el dinero es como el manantial de agua pura que riega unos campos productivos… “si éste se seca o su agua se desvía, la desertización de esos campos es cosa segura… y esa es la desertización de España”.

Digo cuanto antecede por cuanto aseguran las noticias que leo mientras escribo esto: veamos: “La deuda de familias y empresas cae a niveles previos a la crisis: el volumen de crédito por pagar de los hogares baja en agosto un 3,9% y el de las empresas en un 6%… Crecen los depósitos caen los créditos” (ABC 02-10-2013). Por el contrario, la deuda nacional sigue aumentando sin cesar, según otras publicaciones.

¿Qué podemos deducir de todo ello? A mi entender, que las familias o individuos que aún pueden pagar, se van quitando deudas de encima y no se endeudan más… “si los matan”; igual hacen las empresas que aún resisten y a las que si les dices que amplíen… “te pueden mandar a hacer gárgaras o cosas mucho peores”; puesto que como el particular, ni se fían del presente y mucho menos del futuro.

Por estas mismas razones, todo el que aún puede, reduce gastos y ahorra todo lo que puede, puesto que ha aprendido, que el único salvoconducto para sobrevivir es el dinero contante y sonante que pueda tener; y el porvenir se ve con tanta obscuridad que digan lo que digan los políticos ya nadie los cree.

Por el contrario “las administraciones públicas “ (en general) siguen malgastando dinero como si aún aquí hubiesen recursos para ello; y como no los hay ni los va a haber en mucho tiempo, se siguen endeudando de forma ya “delictiva”; y van cargando esa deuda no sólo a nosotros los ya exprimidos, sino que esa deuda va a llegar a quienes aún no nacidos, van a nacer, “no con un pan debajo del brazo” como dice el dicho popular… sino con un enorme “bollo de deuda pública”, que nadie en su sano juicio puede prevenir hoy, cuándo se podrá nivelar.

Por otra parte, se ha publicado el que ya los emigrantes españoles que encontraron trabajo en el extranjero, han enviado a España, también en el pasado mes de agosto, la “bonita cantidad de” más de mil seiscientos millones de euros. Recuerden que ello es volver a los tiempos del franquismo, puesto que… “el milagro de Franco (en economía) tuvo dos soportes principales, el dinero de los emigrantes y los ingresos por turismo; o sea lo mismo que ahora; salvo que en aquella época, ni había deuda pública y también había infinidad, de menos “enchufados a la teta nacional”.

Entonces ahora viene la pregunta “del millón”… ¿Dónde han ido a parar estos millones más los muchos más millones que han  ahorrado y deducido de deudas pendientes, los españoles arriba indicados? ¿No se pudo dirigir todo ese dinero a emprendedores (mediante las garantías pertinentes, puesto que créditos a lo loco son una ruina para todos) solventes y que se están quejado de que no hay crédito?

Todo ello nos dice que este sigue siendo un país de locos, de irresponsables, de inútiles, cuando no de delincuentes o bandidos, que… “en lugares donde ni debieron pisar, saquearon todo y por cuanto se deduce, lo siguen saqueando”. Por ello y una vez más… “España es diferente… y mucho”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Siguen Mintiendo  Pensar NO Prestigia  Profesion: Yerno

Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario