Democracia, el pueblo español y la realidad

dic 4th, 2012 | By | Category: Nacional

Tras mucho observar la actitud de los españoles (lo que también abunda en este pobre planeta); afirmo que el denominado “pueblo español”, en inmensa mayoría no se considera ciudadano, ni tiene “puñetera idea”, de lo que ello es y significa.

Por ello aquí la democracia no es tal, sino “un juego muy peligroso”, de los que se dicen “demócratas”, que en realidad piensan y se creen, dictadores y no otra cosa; y como ese es su innato deseo, así obran.

Si el pueblo español (y otros) tuviese conciencia de ciudadanía y democracia; sabría nutrir grupos fuertes y fuera de la política, pero para hacer “su política” (la que de verdad conviene al pueblo en su conjunto) y presionar a los malos gobernantes; que entonces no jugarían con el pueblo, de la execrable forma en que lo hacen. El pueblo español y preocupantemente, nutre como ferviente “creyente”, los club deportivos como socio; y sus espectáculos como espectador, pagando cantidades inexplicables, para mantener a “figuras” de barro; que se llevan  “a los altares”, por cuanto interesa a los que con ello negocian y se enriquecen… los políticos, siguen y fomentan “el juego”… y nada más lejano de su intención, que enseñar  al pueblo lo que es  la  política; la verdadera política… “Que es  el arte de gobernar bien a los pueblos” y lo que debiera ser enseñado en profundidad, y desde las escuelas primarias, para que tomaran conciencia de la realidad que representa… “un hombre (o mujer) un voto”.

El político español, vocea, cacarea y pregona eso mismo; o sea que “un hombre y una mujer es un voto”… pero ello, lo es, sólo cuando lo llaman a las urnas a votar; después desprecian ese voto, lo amañan según pueden y  lo adaptan a los intereses de grupo, para lo que se unen a grupos opuestos; y reniegan de sus principios estatutarios o fundacionales, para simplemente hacer “sus negocios”; dándole participación a unas minorías insignificantes a escala nacional (también local), pero que  en realidad; son las que manejan, la política… “Por cuanto muchos políticos se siguen vendiendo por un plato de lentejas”… “aunque esas lentejas, sean muchas veces de platino con diamantes”.

La verdadera DEMOCRACIA, es  el gobierno de una mayoría, sea ésta simple o absoluta; o sea más claro; que el grupo que obtenga la mayoría de votos, es  el que debiera gobernar siempre y como máximo, practicarse las dos vueltas que  en otros países se propician, cuando en la primera votación no hay mayoría absoluta.

Logrado el grupo mayoritario, éste debe gobernar, todo el aparato por el que ha competido; sea municipal, provincial, regional o nacional… la oposición, que se aguante a la espera de las próximas elecciones: y sin mando ninguno, que se limite a vigilar a los que mandan y llevarlos a los tribunales, de inmediato a que detecten algo fuera de la ley. Entonces, de verdad, veríamos los políticos que hay y no  los “comerciantes de la política”, que estamos viendo y que van cada cual (sálvese el que pueda) en busca de “su  plato de lentejas”… y si para ello tienen que vender el voto, da igual… “algunos venderían a…” (imagine el lector, simplemente por lo que estamos viendo en la nueva  época, que dicen es democrática)… la política para que funcione, tiene que ser vocacional y arriesgarse a ejercerla, para de verdad servir al pueblo.

Y otra cosa muy importante, la profesionalidad en la política, no puede existir y por cuanto se convierte en una enfermedad, dañina, peligrosa y destructiva… ¿qué hace un individuo en la política, veinte o treinta años?… pues lo que vienen haciendo: su propia fortuna y grandiosa jubilación a  cobrar del Estado y el colocar a todas sus huestes, tras colocar a la parentela en el cobro seguro del dinero del contribuyente. Por ello dos legislaturas debiera ser lo máximo… “y no pasar a otro destino que el de su casa u oficio si lo tiene, no lo que viene ocurriendo, que los quitan de un puesto  y los colocan  en otros de similares o incluso mejores ingresos”.

Estos políticos “profesionales”, se  caracterizan (salvo minorías que puedan quedar fuera) como individuos, que no habiendo hecho, apenas nada en la vida civil y particular, luchando con las adversidades de la mayoría que vivimos en ella“un día deciden entrar en la política y empezando de tiralevitas del que sea, van escalando puestos y pisando cabezas sin escrúpulos algunos… y así van llegando a las cúpulas, donde de hecho se quieren eternizar”.

Pero todo ello, no se puede arreglar, mientras el pueblo español (o cualquier otro) critique en las tabernas, las esquinas, reuniones de amigos y poco más… “eso hace reír a los dictadores políticos, que son todos o casi todos… la democracia hoy, no existe”; y digan lo que digan y lo hagan como quieran… “mienten como bellacos”.

¿Usted que lee éste artículo cree que lo escribí ayer o esta mañana? No… fue escrito y publicado en septiembre de 2006; por tanto viendo la actualidad… ¿qué ha cambiado? Sí… ha cambiado a una situación mucho peor que entonces… “y todavía estos irresponsables nos hablan de progreso”… cosa que es como… ¿para qué?

ANEXO: Les cuento algo que me ha ocurrido, el día 23 de noviembre… Me llega un correo certificado del GOBIERNO DE ESPAÑA: Resulta que me robaron (por tercera vez) en un chalé que poseo. Fue en junio pasado… violentan la cerca del mismo, escalan por una pared y violentan una ventana, ya dentro pueden abrir la puerta… se llevan un ordenador portátil y un rifle de tiro olímpico del calibre 22 y 60 balas… me lo revuelven todo… llamamos a la policía, viene la guardia civil, levanta informe y se van; no me dicen nada sobre lo que más abajo indico, guardan silencio “sobre lo que me espera”, pero denuncian a mi cargo lo que abajo digo… Hasta hoy (y como en las otras dos veces) nada me han dicho de lo robado, que nunca apareció… pero  eso sí; existe una ley (que yo desconocía) donde dice que el rifle tiene que estar guardado en un armario metálico con los requisitos que dice la ley (el que me roban estaba guardado en un armario normal, el que violentan en el registro los ladrones y se lo llevan)… ¡¡y oh gran delito por mi parte!!… en el escrito citado me llega un comunicado de multa de 301 euros… de lo robado no me dicen ni pío… Espero me comenten lo que les parece este asunto. A mí, a parte de la indignación que me produce… “me da la risa”… “sólo les interesa recaudar dinero”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Tags: ,

Dejar Comentario