De hombres, robots y… “sus trabajos”

feb 28th, 2014 | By | Category: Economia

Hombre&RobotNo olvidaré nunca esa maravillosa película de Walt Disney y que titulada “Fantasía” (estrenada en 1940); es una de las más maravillosas obras que el cine y como verdadero arte, hizo y como tal, la conservará por todos los tiempos. Y de ella hoy recuerdo la parte, en que el famoso ratón, actúa de “aprendiz de brujo”; el que al final, termina, “a escobazos, que su jefe, el brujo, le propina por haberse metido en berenjenales que nunca debió ni intentar”.

La enseñanza que ello conlleva, se puede ya aplicar “al aprendiz de brujo humano”; el que avanza tanto, tanto… “que a lo mejor sus grandes saberes se vuelven contra él y antes de lo que él mismo puede pensar”; puesto que esos saberes ya están perjudicando tanto al resto “de no brujos”; que ya veremos cómo esos “sabios o brujos”, equilibran la balanza para que el conjunto pueda vivir razonablemente bien… ¡Trabajando… claro está!

Estoy leyendo un trabajo, que para mí es muy preocupante, puesto que en el mismo se afirma el que… “Los robots están empezando a dominar los mercados. El 60 por ciento de las operaciones de Bolsa en Nueva York ya las realizan programas informáticos sin la intervención del hombre. Bienvenidos a un mundo donde se compran y se venden acciones en millonésimas de segundo. Aquí, el que desenfunda primero gana. Y mucho. Millones. – “Los robots no sufren ataques de pánico. Son las personas”. – Olvídese de los brókeres de impecable chaqueta azul que se desgañitan en la Bolsa de Nueva York. Matemáticos, ingenieros físicos; la mayoría muy jóvenes, son los nuevos pistoleros de Wall Street”.

Invito a quienes sepan profundizar “en esta oración al dios dinero”; que la lean, la mediten y luego piensen, en que ya… “hasta las zanahorias que come así como infinidad de otros alimentos y de cosas que usa o consume, ya las hacen en su totalidad o casi, robots u ordenadores electrónicos; y que cada vez, estos aparatos avanzan más, puesto que en el mismo trabajo ya se anuncia con temor el que… “las máquinas operen solas y por tanto con inteligencia propia”.

Esto de “la inteligencia propia”; me afecta ya a mí, puesto que hace más de un mes, “el robot monstruo invisible y que el dueño de los espacios (Google) en que dicen que navegamos (si nos dejan) los internautas, tiene como perro guardián… y sin aviso, me bloquea mi página Web y por más que intento saber el cómo y el por qué, me encuentro “secuestrado”; y no hay abogado que me aclare “el hipotético delito cometido”; salvo el de tratar de decir “las cosas claras o lo más claras que yo sé decirlas”. Pero a esto le dedicaré un artículo en exclusiva, puesto que se me dice, que ello afecta a muchos otros. Vuelvo pues al tema.

Filosófica y religiosamente se afirma, que nos rige una terrible y muy justa ley Universal; la que en India y hace milenios, se denominó como “Ley del Karma” (Ley de Causa y Efecto); y la que incluso Cristo la confirma con su terrible sentencia de… “Quién a hierro mata, a hierro muere”); o sea y más claro; que esa ley devuelve “crecido” lo que el individuo hace en bien o en mal; por tanto a un hecho positivo y que produzca bien en general, esa ley te devolverá “crecido” ese bien… “bien en esta propia vida o en las que tendrás que vivir, según la teoría de la reencarnación”; y si por el contrario, lo que haces es “el mal”; ese mal te será devuelto y bien aumentado, puesto que tu alma no quedará libre, hasta que no purgues o pagues hasta la más mínima parte del mal que has hecho… “Dios no tiene prisa”; se dijo y “está escrito por ahí”.

Pero sin entrar en temas “metafísicos o incluso teológicos” y analizando todo ello, “con el pobre caletre humano”… y lo he dicho ya bastantes veces; ¿si los robots, los ordenadores y todo el poder que conllevan estos aparatos, actúan en gran medida, sólo en destruir al hombre sin dejarlo trabajar en aquello en lo que deba y pueda?… ¿Qué se va a hacer con tantísimos millones de hombres, mujeres y  niños? ¿Quién, o quienes, van a solucionar mínimamente aceptable todas esas tragedias?

El hombre vino a este planeta a vivir, trabajar y desarrollarse, para ello, Dios… o “La Creación” (la denominación me es igual) le otorgó, dos pies, “dos maravillosas manos” (que afortunadamente ningún robots ha podido igualar ni creo lo pueda en el futuro)… además de un más maravilloso y misterioso cerebro… ¿Cómo se puede permitir el que estos verdaderos útiles o herramientas humanas, sean sustituidas por una invasión de máquinas y robots, sin estudiar y procurar contrapartidas aceptables? Hay mucho más que decir, pero se lo dejo a ustedes que leen esto.

Pero piensen que “ya nos han metido en un mundo loco, loco, loco, y aparte de ello, muy enfermo y por tanto, muy deshumanizado; esperemos que esta “ley de causa y efecto”; no termine por actuar y “limpie la era”; como en otras épocas muy lejanas, nos dicen “las leyendas”… “que a lo peor no fueron tales”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Corrupcion y Envilecimiento Mudo Parlamento Multinacionales y Politicos 
Otras recomendaciones:

 

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario