De capitalista a cerdo capitalista: Como se llega

mar 23rd, 2013 | By | Category: Economia

Cerdo capitalistaComo en tiempos de penurias o miserias, se culpa al capital y al capitalista, de todos los males que padecemos, pero el capital no tiene culpa del uso que se haga de ese bien… lo terrible es el especulador capitalista, conviene enterarse de ello… como ya he escrito infinidad de veces… “el dinero es un medio no un fin”, por tanto depende de la dirección que se siga el resultado bueno o malo del mismo… y como tengo textos para reproducir, y que son inagotables… he encontrado esto que hoy ofrezco… que para los tiempos que corren, puede estimular a algunos o muchos… ya que el mundo no se acaba… “seguiremos viviendo pase lo que pase”, pero la inmensa mayoría tenemos que seguir viviendo.

“Como para la gente de muy-a-la-izquierda un empresario o cualquiera que genere riqueza para sí y para otros, es un cerdo capitalista, aquí vienen unos puntos importantes, que si una persona los sigue, se puede convertir inexorablemente en una persona rica y a la vez, en un cerdo capitalista burgués:

La mayoría de los emprendedores provienen de estratos sociales bajos. Es su necesidad de salir de la pobreza la que les obliga a luchar. Las penalidades y los sacrificios a los que se ha visto sometido de joven le ayudarán en la dura labor de crear una empresa. Un niño al que no le ha faltado de nada y no ha tenido que esforzarse por mucho lo tendrá más difícil. Por lo tanto, esto demuestra que para crear una empresa no se necesita dinero, sino ganas de trabajar. El dinero es una consecuencia posterior.

El emprendedor es creativo. Identifica una necesidad en el mercado y crea un producto o servicio para la misma.

El emprendedor es proactivo: Se anticipa al futuro al planificar todo un plan de negocio.

El emprendedor asume riesgos. Un emprendedor, ya sea por su naturaleza o porque disfruta de una situación que le permite asumir riesgos se lanza a la aventura. Otras personas prefieren ser funcionarios y ganar lo suficiente para vivir. El emprendedor no busca tanto ganar dinero sino plantearse retos, arriesgar y ganar.

Un emprendedor tiene paciencia y constancia, luchando varios años hasta sacar la empresa adelante.

Un emprendedor o empresario tiene que ser de confianza para sus clientes, ya que puede mentir una vez, dos, pero a la tercera se corre la voz y nadie le vuelve a contratar.

Al emprendedor o empresario no le gusta recibir órdenes. Por eso no quiere trabajar para nadie y quiere dar las órdenes él.

El padre del emprendedor en la mayoría de los casos ha sido un trabajador por cuenta ajena. El hijo no quiere repetir. Esa es una motivación importante para ser empresario.

El emprendedor suele ser el segundo, el tercero o el último de los hermanos. La razón: sabe lo que es luchar desde pequeño para conseguir la atención de los padres. Cuando sea mayor será un luchador.

Cuando un emprendedor recibe un euro está pensando en cómo invertirlo. Cuando lo recibe otra persona, está pensando en cómo gastarlo.

Conclusiones: El dinero no es la causa, sino el resultado de lo que tú das a la sociedad. Si creas un producto y servicio útil para la sociedad, ésta te lo premiará en forma de dinero.

Para crear una empresa hay que pensar a largo plazo y estar dispuesto a trabajar mucho, muchas veces sin cobrar nada. Para cuando tu empresa esté a flote, la satisfacción será enorme pero acarrearás bastantes problemas de nervios, pero… quién dijo que perseguir tus sueños sería gratis: “No pain, no gain”

Si todos los trabajos fuesen maravillosos nadie crearía empresas, y si nadie crease empresas, ¿quién daría trabajo a los trabajadores? Es el propio sistema el que pagando poco a los trabajadores crea empresarios que a su vez crean nuevos productos y servicios para la sociedad y empleos para los trabajadores.

Para más información, conviene leerse la biografía de George Eastman fundador de Kodak: a los 14 años se puso a trabajar para mantener a su madre viuda y a sus dos hermanas, una de las cuales estaba seriamente incapacitada. Empezó de mensajero y con el dinero que ganaba se pagó unas clases de contabilidad, con las que años más tarde trabajaría de contable en un banco. Por las mañanas trabajaba en el banco y por las tardes realizaba experimentos con nuevas placas fotográficas en la cocina de su casa. Después de 3 años de experimentos descubrió no solo una nueva placa fotográfica, sino una máquina para fabricarlas. Decidió crear su propia empresa y para ello alquiló un piso. ¿Qué le recomendó la gente? = “que siguiese siendo contable, que era un puesto seguro”. Cuando murió en 1932 era uno de los hombres más ricos del mundo.

Sus profesores le calificaron de “poco dotado”, pero su capacidad para afrontar la adversidad, su capacidad de gestión y organización y su mente creativa hicieron el resto.

Era rico? No, Era listo? No, Era luchador? Si, Sabía organizar? Sí, Era creativo? Sí

Por lo tanto, para crear una empresa no se necesita disponer de X dinero, sino de esas cualidades. Cualidades que harán que pasados unos años des empleo a otra gente, crees productos y servicios útiles para la sociedad y te hayas convertido en un cerdo capitalista burgués explotador de las masas desfavorecidas (las que sólo piensan en invertir en Lotería y en ganar lo justo para vivir sin esforzarse mucho).

TEXTO COMPLETO EN: http://peccataminuta.wordpress.com/2006/06/25/como-convertirse-en-un-cerdo-capitalista-burgues 

Bastante de lo que arriba figura escrito, lo ha vivido el que hoy escribe; y gracias a ello no conoció “crisis económica”; ello “fue sencillo”… aprendí de mi abuela materna, que… “si ganas un duro (cinco pesetas) no te gastes nunca más de tres, guarda las otras dos para el porvenir”… siguiendo aquel ejemplo, y tras largos años de ahorro, logré el emprender mi primera empresa… y también eran tiempos bastante difíciles; así es que si todo ello anima a alguien que lea estos textos… que se anime y se lance a la aventura… “uno de los peores remordimientos que te atormentarán mientras vivas, es el que se desprende de estas reflexiones que expongo… si yo hubiera hecho, si yo hubiera ido, si yo me hubiera decidido… si yo… etc., etc., etc., no se arriesgue a ello y vaya… si fracasa en el primer intento… hay muchos caminos para andarlos”.

Confíe en usted mismo… y si siente miedos, sepa que todos los que emprendimos algo, los sentimos y perdimos el sueño… “y más cosas”… yo y por ejemplo, tengo una angina de pecho, tensión muy alta… y tomo “una almorzá de pastillas cada día”… pero como ven… “aún sigo caminando” (aún con la ciática que hoy mismo me atormenta) y ahora y desde muchos años atrás… lo hago… “por amor al arte, puesto que nada me pagan… al contrario, este trabajo me cuesta mucho tiempo y un dinero el realizarlo”. La suerte no existe… “hay que ir a buscarla”; pero sepa también que lo que uno sabe ganarse honradamente, sabe infinitamente mejor que “lo que le gana otro para que él viva”.

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  Capitalismo I  Capitalismo II  Rescate

Tags: , , , , , , , , , ,

Dejar Comentario