Cuento, relato, conseja, semblanza de todo ello

may 21st, 2013 | By | Category: Cultura

SocratesEl cuento, el relato, la leyenda, el proverbio, el mito, la conseja, en resumen, todo cuanto de fantasía viene transmitiendo el hombre de todas las épocas, de todas las religiones y de todas las razas, idiomas o civilizaciones; suele ser (es) una de las mejores y más sólidas bases filosóficas (y por tanto de sabiduría) que posee la Humanidad. Es algo así como “una inagotable fuente” de experiencias y sabiduría consecuente de ellas y que a lo largo del tiempo y el espacio “ha vivido algún hombre o mujer” (no se olvide esto) y las que de mil formas diferentes nos vienen a decir que el hombre siempre es el mismo, que intrínsecamente poco varía a lo largo de ese tiempo y espacio antes mencionados, salvo excepciones individuales o de “no grandes grupos o colectivos”. Para que esa sabiduría que es “como el alma” de todos los hombres y mujeres de buena voluntad que han existido, existen y existirán… se transmita de generación en generación y que ella traspase cualquier tipo “de fronteras” lingüísticas, políticas o religiosas, fue necesario que “ese alma inteligente que posee la Humanidad”, inventase todo tipo de comunicados en forma fantástica o alegórica “más o menos directa”; los que sin embargo son los vehículos mejores para transmitir las etapas sucesivas que van marcando el paso del hombre, por las civilizaciones que conocemos y muchas otras que “estamos empezando a conocer ahora” y otras muchas que nunca conoceremos por cuanto se perdieron en la inmensidad del pasado; puesto que no olvidemos, que el hombre como tal, vive en éste planeta desde hace millones de años y nosotros apenas tenemos constancia de unos pocos de miles de ellos, por tanto… ¿que ocurrió en la inmensidad del tiempo anterior a esa historia que más o menos creemos conocer hoy?… otro misterio que como tal nos está vedado el conocer. Pero como he hablado o nombrado a la inteligencia o mejor aún, he dicho y mantengo, “lo de alma inteligente”, conviene saber que esa inteligencia “pura”, nunca tendrá barreras definitivas ya que: La inteligencia es como “el agua que fluye sin parar”; se le pueden poner diques, pero al final rebasa éstos y termina por “regar o inundar todos los campos” y al igual que no existen barreras para “ésta agua”… tampoco las hay para la verdadera inteligencia, la que tarde o temprano se impondrá en bien de todos y que es lo que pretende siempre esa inteligencia pura en la que creo firmemente, puesto que el Universo está movido y sostenido por inteligencia y de ella dimanan todas las demás… Pero volvamos “al cuento, el relato, el proverbio, etc.; puesto que de esa “sutil” forma de comunicar, no se “hiere” al tirano, no se quebrantan “dogmas” establecidos, no se conmueven “los inamovibles pilares de status caducos o en decadencia”, no se provocan “guerras ni revoluciones”… sin embargo se consigue el que “la evolución verdadera no se detenga ni muera nunca” y perviva mientras llega y sea posible la reevolución; y digo y repito reevolución (con dos es), puesto que ello es lo opuesto a lo que significa revolución, que hasta aquí ha sido “el destruir todo y edificar de nuevo”; cuando lo sabio sería y será, el aprovechar todo lo aprovechable de lo denominado “viejo” y sobre esa plataforma siempre imprescindible, seguir edificando una sociedad mucho mejor y ello irlo haciendo (siempre) de forma continua.

O sea y más claro, obrar como obra la Madre Naturaleza que produce y destruye, pero aprovechando todo… todo lo que ha destruido para producir de nuevo nuevas formas o nuevas realizaciones de todo tipo y las que se nos muestran palpablemente ante nuestra vista, por poco observadores que seamos… puesto que hasta el más inculto de los hortelanos o agricultores, sabe que con el estiércol y todo lo podrido, revitaliza la tierra para que de más y mejores frutos.

Por todo ello… “siempre hay en la senda verdaderamente humana”, alguien que recoge y transmite y que incluso crea y aporta casi siempre algo… y así, de esta lenta forma, el verdadero “caminar del ser humano”, nunca se detiene. Puede ocurrir el que existan períodos más o menos largos de “parálisis”, de aparente involución, pero ello es sólo aparentemente; siempre aparecerán y encontraremos los verdaderos núcleos humanos de la verdadera continuidad de… “ese saber que no se sabe nada”… como afirmara el clásico y sabio griego cual fuera Sócrates.

Y al nombrar a Sócrates, me viene a la memoria y lo reflejo como paradoja y por cuanto significó, el que gracias a los árabes y al movimiento religioso que creara Mahoma, nos llegasen muchos de los libros (o traducciones de los mismos) que recogieron la sabiduría griega o “helenismo”; lo que afirma cuanto antes he dicho puesto que es en base a esa dominación islámica, cómo se devuelve a la civilización denominada occidental, mucho de lo que ella misma había perdido o destruido temerariamente, lo que demuestra que “esa inteligencia pura o alma humana”, siempre tiene resortes para “ir colocando las cosas en su sitio”, puesto que si valoramos o comparamos ese hecho (civilizatorio por demás) y que nos restituyen los árabes ya islamizados y los que igualmente, nos aportan en las matemáticas el número cero (desconocido por los romanos y los chinos, entre otras civilizaciones) y otras muchas cosas más y valoramos lo que hoy está ocurriendo “aquí mismo frente a nosotros” (en Argelia, Túnez, Egipto) y otras muchas zonas donde hoy domina un Islam mucho “más estrecho”, que el que llevó a nuestra Andalucía a ser “el faro y guía de Occidente” hace ya más de mil años… podremos apreciar que siempre “existe algo” que está por encima “de los techos humanos” y que de alguna manera, siempre guía al hombre de todas las épocas.

Hoy y al parecer “los cuentos y relatos que verdaderamente han enriquecido al hombre a lo largo del tiempo”… están ausentes y por contra se han impuesto los de tipo adaptado a la alta tecnología que disfrutamos… “o padecemos”; y los que yo dudo sirvan para de verdad, enriquecer la mentalidad del que los ve; puesto que esa es otra de las dificultades de hoy, ya que todo o casi todo se ha adaptado a las imágenes y al ordenador electrónico y es claro que ya todo “se da servido” y a la imaginación se le deja muy poco espacio si es que se le deja alguno; y lo interesante (pienso) es todo lo contrario; o sea que “las imágenes” se las debe crear el propio individuo a través del relato que oye (por que se lo cuentan) o que lee por si mismo si ya está capacitado para ello; y es entonces cuando se le despierta su propia inteligencia y quiere saber más y por ello preguntará siempre y seguirá leyendo y oyendo, que es como mejor se enriquece el yo individual… “eso de que una imagen vale más que mil palabras, es una de las grandes mentiras que se nos han querido inculcar, puesto que por buena y clara que sea una imagen, siempre necesitará palabras y muchas, para explicar lo que la imagen (que es muda no lo olvidemos) no podrá nunca transmitir como la palabra”… recordemos que “el Gran Libro de Occidente” (o sea la Biblia) arranca primero y dice… “que primero fue El Verbo y fue la voz de Dios la que dijo… “Hágase la Luz y la Luz fue hecha”. Por otra parte cómo reflejar en “esa imagen que vale más que mil palabras”… las palabras Dios, madre, padre, hermano, amor, amistad, odio, dolor, gozo, felicidad, infinito, Creación, Cosmos, Universo y… ¿cuantas más podríamos añadir?…  nó, es incluso el idioma más desarrollado el que está falto -muy falto- “de las palabras necesarias para aclarar o definir conceptos hasta el grado en que ello sería necesario para un completo entendimiento”…?.

Por ello son necesarios los cuentos, fantasías, relatos y demás comunicados “velados”, puesto que ellos son las palancas imprescindibles para mover la inteligencia e ir andando el camino hasta llegar a esa… “inteligencia pura de que antes hablé” y de la que poco sabemos, pero la que indudablemente existe y por cuanto queda dicho en este relato.

Escrito en 1996 Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Recomendamos:  A todos nos paso   Grandes Verdades  Eres  Mayor o Viejo?

Otras recomendaciones:

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario