Como náufragos en medio del océano

nov 24th, 2012 | By | Category: Nacional

Cuesta creer las realidades que se les van presentando cada vez a más personas y que hasta hace poco, vivían más o menos bien pero vivían de un oficio, de un trabajo, de un quehacer cotidiano y las que por múltiples (infinitos) motivos, vieron un día que “una guadaña inesperada”, les segó todo ello y cogidos sin reservas la mayoría; muchos por el contrario con deudas a pagar con los posibles ingresos de “una prosperidad ya perdida”; han ido perdiendo todo… algunos hasta la esperanza y algunos… hasta la vida; puesto que hoy cuando escribo, entierran en Granada a un desgraciado que, “ha pagado sus deudas con el suicidio” (después ha habido más); otro de no recuerdo dónde, se ha tirado por un balcón y está ingresado más muerto que vivo en un hospital… y esta tarde cuando estoy escribiendo, estoy oyendo, una emisora (ABC Punto Radio) que tiene un espacio, de una especie de “SOS”, donde acuden “esos metafóricos náufragos de mi titular”, pidiendo infinidad de cosas necesarias o imprescindibles, que necesitan y que no pueden adquirir, como por ejemplo… “un padre de familia, que va resistiendo recogiendo chatarra con un viejo coche, pide el que alguien le costee la reparación del mismo, puesto que lo tiene averiado y no puede repararlo pues lo poco que conseguía con la chatarra, era para poder comer su esposa e hijos y pagar el alquiler de la vivienda; y si bien el costo no es alto, pero no tiene”.

Es también el día en que un riquísimo industrial español, el dueño de la marca internacional “ZARA” y otras, hace una donación a Caritas Española, de nada menos que veinte millones de euros, que quiere sean dedicados a necesidades perentorias de esas familias de “náufragos”. Esto (para mí) es como un aldabonzazo a tantísimos otros ricos, ricos aunque no tanto como el mentado… para que “aflojen” la cuenta corriente y cedan algunos “altos ingresos”, para este referido “SOS”, en que ya viven (“si es que eso es vivir”) millones de españoles.

Hoy también es el día en que se publican las cifras oficiales de los desempleados en España y los que y como se anunció hace bastante tiempo (en mis artículos me hice eco diciendo las fuentes) ya se aproximan a los seis millones; el porcentaje es del veinticinco por ciento de promedio; pero en Andalucía alcanza al 35 por ciento y en la provincia que nací y vivo (Jaén) está ya rozando el CUARENTA POR CIENTO.

Hoy también (es viernes 26 octubre) y tras el habitual consejo de ministros; sale la vicepresidenta y da los discursos habituales de intenciones, proyectos y realizaciones… pero que a la vista de todo lo ocurrido, ya nadie cree a nadie; los políticos hace ya años que agotaron su credibilidad… “han abusado tanto que es lógico el descrédito, cuando no la repulsión que ya causan a la mayoría de indefensos españoles”, los que seguimos siendo expoliados y no vemos que el expolio sirva para que parte del mismo, sea empleado en crear nueva riqueza.

Aquí lo que hay que cubrir es la deuda pública… y la deuda de los bancos y cajas que necesitan de ello, los que como “inmensos embudos” se tragan todo lo que nos sacan, amén de lo que hay que pedir al extranjero acrecentando la deuda.

Mientras todo esto va ocurriendo, no vemos por ninguna parte el que los procesos judiciales abiertos (o por abrir) a los culpables, que seguro existen y se podrían detectar puesto que… “el dinero deja rastro por donde pasa”… esos reos, no aparecen o no aparecen con la premura que debieran y como ocurre en “españa”, nos tememos que aquí no paga nadie… “nadie que se lo haya llevado crudo y en cantidades industriales”.

Por otra parte “las limosnas”, son limosnas… y como dice el sabio dicho español… “es pan para hoy y hambre para mañana”; pero no vemos por ninguna parte el sabio consejo de la cultura china… “no des un pez a un hombre… enséñalo a pescar”.

Dicen que no hay trabajo… pero mientras escribo, recuerdo que este año de “plagas”, una y enorme ha sido, el que se ha quemado en forma de incendios forestales, la superficie equivalente a una de las provincias vascongadas; lo que dice al más lerdo de los mortales, el que en ese solo sector hay trabajo de sobras. También lo habrá tras los muchos desbordes de ríos y lluvias torrenciales que hemos padecido y hoy mismo seguimos padeciendo.

Muchas empresas de pequeños industriales o comerciantes, serían ampliadas o serían viables, si de verdad encontrasen los créditos que precisan; pero no hay dinero; ni tampoco se ha realizado la limpieza enorme de “cargas parasitarias”, que son las culpables de esta ruina española; todo es darle largas a esa desparasitación que los que tienen que iniciarla no hacen, por cuanto… “que no tienen el valor suficiente para ello y por aquello tan viejo de los intereses creados”.

Me viene a la mente, que en “los riquísimos Estados Unidos de Norteamérica”; en la otra gran depresión (esto de hoy es lo mismo o peor que aquello) una de las medidas de aquellos gobiernos, fue plantar millones y millones de nuevo arbolado y la promoción de otro tipo de obras públicas”… aquí, es que ya no hay dinero ni para arreglar las carreteras, por cuanto vamos notando el abandono de las mismas.

Y mientras todo esto ocurre… aquí los políticos, en vez de reunirse todos (y al decir todos, reitero… todos) pensando en cómo afrontar… “estas plagas bíblicas”, andan como siempre, “a palo limpio” y buscando sólo y exclusivamente el seguir en la poltrona y en el coche (o avión) oficial. ¡¡MISERABLES!!

Así es que y como he titulado… “los españoles estamos como los náufragos… que aguantan en una balsa, en medio del océano… y rodeados de tiburones”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Tags: , , , , ,

Dejar Comentario