Adiós 2013… ¡¡¡Adiós!!!

ene 2nd, 2014 | By | Category: Economia

Adios 2013Los años de “vacas gordas” y según nos cuenta La Biblia, fueron siete y a los que siguieron otros siete de “vacas flacas”. El faraón reinante, había soñado que pastando en la orilla del río Nilo, se encontraban siete vacas gordas y sanas; pero que de entre los altos juncos (o papiros) surgieron otras siete muy flacas y se comieron a las otras. Después había soñado que veía siete espigas de trigo muy gruesas y bien nutridas de grano; pero después aparecían otras siete flacas y devoraban a las anteriores. Sus sabios oficiales no pudieron descifrar el sueño al faraón, el que inquieto por aquellos extraños sueños no podía dormir tranquilo. Fue José, el que le interpretó el sueño diciéndole que, Dios había dispuesto siete años de buenas cosechas en las tierras egipcias; pero que tras de ellos vendrían otros siete de hambres y penurias, que procurase administrar bien los bienes de los primeros siete años y así se superarían bien, los siguientes siete de calamidades; y así se hizo y Egipto continuó su marcha.

En los tiempos actuales; ni sabemos ya los años de “vacas flacas” que nos han echado encima, los inútiles o bandidos que han controlado los bienes mundiales; puesto que en estos tiempos no hubo falta de cosechas ni de medios de todo tipo para lograr una vida aceptable para todos; por tanto han sido muchos, muchísimos años de “vacas gordas”; y medio sabiendo administrar todo ello, debiera haber sido más que suficiente para que nunca hubiese aparecido la plaga bíblica de “las vacas flacas”.

Curiosamente “los mangoneadores de los bienes mundiales”, ya fijan en el período fatídico del “septenario”, el tiempo de vacas flacas y nos anuncian ya el que de nuevo van a venir… “las vacas gordas”; cosa que ni ellos se creen y nosotros los “sufridores o sufrientes” mucho menos.

Pero efectivamente, si la crisis (mejor dicho depresión) empieza en los años 2007/2008; ya llevamos sobre nuestras costillas, el peso muerto de los fatídicos siete años de las… “flacas vacas y de las que nos habla el libro de libros”.

Pero en estos tiempos ya nadie cree… “en las nuevas vacas que nos quieren hacer ver los políticos todos”; por cuanto la marcha del inexorable tiempo, nos ha dicho con sus realidades, que todos han mentido y que la recesión sigue, si bien no para todos, pero sí para enormes multitudes; y gran cantidad de ellas es que sumidas ya en la pobreza, si no llegan a pasar hambre, es por cuanto los bienes alimenticios y de abrigo corporal, sobran en cantidades industriales y con esas sobras, se cubren las necesidades perentorias de quienes y de no ser así, morirían de hambre como en realidad aún siguen muriendo en otras partes de este pequeño planeta; puesto que en estas no llegan esas sobras de alimentos y anexos que ya he dicho.

Por el contrario a esas aún más devastadas tierras, sí que siguen llegando, todo el armamento y todos los pertrechos de guerra que allí se consumen, y de los que (y por lo que sea) no faltará nunca ni un solo proyectil… puesto que observen que nunca se ha publicado, el que uno de los bandos contendientes (y en la actualidad hay muchísimos) se quedase sin municiones, sin gasolina u otros pertrechos necesarios; incluidos los de la alimentación, que seguro les llegan puntualmente y de sobras.

Recordemos algunos datos y los que (alguno de ellos) hasta los ha voceado el actual papa católico, desde su púlpito del balcón de la plaza de San Pedro… “se producen en el mundo alimentos como para satisfacer al doble de la población mundial que hay en la actualidad”; no hay problemas para las medicinas más vitales, puesto que se fabrican masivamente y se pueden fabricar muchas más y a precios irrisorios; no faltan motores para el transporte, simplemente nos lo dicen la cantidad de millones de automóviles, que van a los desguaces cada año; la mayoría de ellos no porque no puedan seguir funcionando, sino por cuanto hay que eliminarlos para que los que pueden, sigan comprando nuevos automóviles; de igual manera podemos hablar de camiones, furgonetas, tractores y todo tipo de vehículos a motor; no hablemos de aviones que ya se fabrican con capacidades de transporte asombrosas, por el peso de las naves y lo que pueden transportar; ello igualmente afecta a los barcos, que cada vez los hacen más “monstruosos”… tampoco hablemos de la falta de petróleo y de energía, puesto que hay de sobras y si no hay más y más limpia, es por cuanto los intereses de unos coartan la producción y fomento de las ideas de los otros.

En resumidas cuentas, que “las vacas flacas” van a seguir devorando a las “vacas gordas” y por cuanto “los canallas vaqueros de las primeras”; vienen armados con todo tipo de armas y son mucho más fuertes que los indefensos pastores, que seguirán engordando vacas, para que otros se las coman… o “se pudran mientras inmensas multitudes mueren de hambre y abandonos de todo tipo”.

Por todo ello y si fue verdad lo que “el libro sagrado” nos cuenta; resulta que aquellos faraones de “hace milenios, sabían gobernar a su pueblo, infinitamente mucho mejor, que “los faraones modernos y que como plaga real y palpable (no bíblica desde luego) nos cayeron como plaga continua y no sólo por los siete años referidos… “por tanto profeticemos de que el año 2014 será igual o peor que el que ahora se nos va”; pero a pesar de todo ello… ¡¡¡Adiós 2013… adiós!!! ¡Hemos sobrevivido y sobreviviremos… los pueblos siempre entierran a sus políticos!

Antonio García Fuentes  (Escritor y filósofo)  www.jaen-ciudad.es

Otras recomendaciones:

Tags: , , , , , ,

Dejar Comentario