Pensamientos y reflexiones para tiempos difíciles y II

oct 25th, 2012 | By | Category: Cultura

Conviene tener esperanza, pensar y seguir pensando… “aunque todo ello parezca absurdo”, pero… ¿si eliminamos la esperanza… que es lo que nos queda?

La vida es una “misteriosa aventura” pero apasionante… empieza desde la concepción y termina en la muerte… “al menos en este mundo que creemos conocer”…?

Indudablemente Gandhi tiene razón… “el individuo es superior a la masa”… lo escribí hace tiempo y lo he reiterado siempre, manteniéndolo firmemente.

Sobre la política: Para Platón (428-347 a. C.) es el sabio o filósofo el único que puede regenerar la política del Estado y contribuir con ello a la felicidad de la población. Para Avempace (1075-1138 y considerado como el primer filósofo árabe-español) es imposible regenerar la política, incluso para el sabio filosofo. Si lo intenta será no sólo inútil, sino perjudicial para él, ya que recibirá represalias de la corrupción. Recordemos y reflexionemos sobre la muerte de Sócrates (470-399 a. de C.) que era precisamente maestro de Platón y al que “matan los políticos” por sus interferencias en la sociedad de su tiempo… “Yo modestamente pienso que si cada cual es capaz de formarse lo suficiente, como para no hacer nada a nadie que no quiera que le sea hecho a él mismo… a lo mejor podemos prescindir de filósofos y políticos, puesto que ya todos podríamos considerarnos como unos…?”.

Lectores: Lo afirmó Horacio… “No pretendas que la multitud te lea, conténtate con pocos lectores”… Hoy como ayer, las masas “están por otras labores y siempre sumergidas en el pan y circo que les echan, los que les interesa tenerlas contentas y adormecidas o aletargadas… así las manejan mucho mejor”.

¿Que es el tiempo… existe el tiempo?: El tiempo nosotros aquí en La Tierra, lo contamos o medimos, sobre la base de las vueltas que ésta da sobre sí misma y alrededor del Sol.          Si éste preciso instante lo fijásemos aquí en La Tierra, pero al mismo tiempo lo situamos en el Sol, la Luna, Marte… o en la Estrella Polar (“cuyas esferas marcan igualmente su tiempo”)… ¿qué sería el tiempo?… ¿de donde partiría y como contaría?… ¿Existe entonces el tiempo y por tanto la edad?            Si por otra parte “nada desaparece en el Universo”, la materia simplemente se transforma y cambia ininterrumpidamente a múltiples formas y por tanto “siempre será la misma” y el tiempo se fija (o lo fijamos nosotros) sobre la base de esa materia aparentemente fija en el espacio y digo aparentemente fija, por cuanto todos los cuerpos están en continuo movimiento en el espacio.    Por tanto si la materia (base del tiempo) no desaparece y siempre está presente… ¿no ocurrirá igual con el tiempo… que será constante y permanente pero con diferentes apariencias?    Deducido todo ello, la eternidad aparece segura… la duda es si también nosotros seremos eternos… desde luego “la materia de que estamos compuestos, si que lo será” y entonces… ¿por qué no el resto de lo que componga nuestro yo “invisible”?

Marco Aurelio en “sus pensamientos” dejó escrito lo que sigue: “Aunque vivieses tres o treinta mil años, no olvides jamás que nadie pierde más vida que la que tiene, ni goza de otra vida distinta de la que pierde. Así pues, la vida más larga y la más corta vienen a ser lo mismo. El presente es de igual duración para todos y lo que se pierde es también igual y, en definitiva sin importancia. En cambio, no podríamos perder ni el pasado ni lo venidero, porque ¿acaso se le puede arrebatar a uno lo que no tiene? Acuérdate de estas dos verdades: la una, que todo exteriormente es de idéntico aspecto, que pasa por los mismos ciclos y que es indiferente ver el mismo espectáculo durante un siglo o dos que por toda la eternidad; la otra, que el que muere muy joven pierde igual que otro que ha vivido muchos años. Ambos pierden sólo el instante presente, que es el único que poseen, puesto que no podrían perder lo que no tienen.

Sobre el mismo tema, Epicteto dejó escrito lo que sigue: (más o menos pues cito de memoria): “No te preocupes del ayer, éste no volverá… no te preocupes del mañana… ¿acaso sabes si lo vas a vivir?… vive el hoy y vívelo de tal forma, que cuando te acuestes esta noche a descansar, tu alma esté tranquila por cuanto lo que has realizado está en concordancia con lo que mandan los dioses… y no te preocupes por lo que estos (o Dios) te mande… lo que viene del cielo, simplemente ponle las espaldas y aguanta, seguro que lo resistirás y superarás”.

Antonio García Fuentes (Escritor y filósofo) www.jaen-ciudad.es

Tags: ,

Dejar Comentario